Terrenos en Cabo San Lucas

Al Rojo Vivo / Lealtad

Una tarde, atendiendo en su despacho presidencial Manuel Ávila Camacho

Una tarde, atendiendo en su despacho presidencial Manuel Ávila Camacho (Teziutlán, Puebla; 24 de abril de 1897 – Huixquilucan, Estado de México; 13 de octubre de 1955)  que fue un militar y político mexicano  presidente de los Estados Unidos Mexicanos del 1 de diciembre de 1940 al 30 de noviembre de 1946, entre su correspondencia encontró una carta-renuncia de su secretario de Recursos Hidráulicos. Le aventaba la chamba. Y lo justificaba así: señor presidente no estoy de acuerdo con sus políticas. Ni tampoco con el trato que nos da a sus colaboradores. Y también le hago saber que la lealtad también es de arriba hacia abajo. Y no siempre de abajo hacia usted. Ese hombre fuerte no se esperaba ese sutil reclamo de su colaborador. Desde los años cuarenta ya vemos cómo se pondera la lealtad. Un sentimiento noble que no debe de faltar tanto en los gobiernos, como en todas las empresas. Y en todos los equipos de trabajo y en todas las familias donde se ocupa esta expresión del hombre. Recuerdo este detalle porque veo que en los tiempos actuales nos olvidamos de esto. Nos vale. Y les vale a los que nos gobiernan. Creo que a la lealtad del líder al subordinado le debemos de añadir otro concepto y este es conciencia. Lealtad y conciencia es el binomio que a unos días previos a los primeros informes deben de aplicarse. Lealtad al gobernador de sus colaboradores. Y viceversa del líder político hacia la tropa. Y en esa reciprocidad examinarse si están bien las cosas. Si se va por el camino correcto o se necesita una rectificada. Y conciencia para tener el valor de ambos lados de hacer los cambios necesarios para mejorar las cosas. Es cierto que a los equipos en funcionamiento les hacen falta cambios. Hay funcionarios de buen nivel que se sienten más gobernador que el propio Carlos Mendoza y más que el alcalde Armando Martínez Vega. Y a ellos hay que ubicarlos en su propia realidad previó a que consulten con su conciencia.  Es necesario esto para que se de un mejor gobierno en todos los niveles.

Candiles

Desde que el ex gobernador Leonel Cota Montaño de triste memoria obsequió amplios terrenos al Poder Judicial de la Federación donde se asientan los manglares del Conchalito expresé en este espacio mi inconformidad. Las razones que esa zona es de interés arqueológico y ecológico. Y además dije que ese poder tenía y tiene un vasto presupuesto que podía aplicar en un predio mejor y sin poner en riesgo nuestro patrimonio. Y como se vivía el peor régimen que hemos tenido en el mínimo o nulo respeto a la libertad de expresión me mandaron a Lucas y una vez más me hice merecedor a la frase tevosingar. El tiempo pasó. Y ayer me di tiempo para recorrer la zona de los manglares. Y otra vez me dio pena ajena el estado en que se encuentran. No son manglares. Son muladares. Están a la espera que los chafas y seudo ecologistas terminen de darse golpes de pecho en pro del medio ambiente. Y cuando terminen sus hipocresías puedan hacer algo por ese cuerpo de agua que sobrevivió al leonelato pernicioso. Despierten instituciones. Salgan de su escondite conocedores de este tema y todos juntos vamos haciendo algo por este patrimonio que tenemos abandonado. No seamos candiles de la calle y oscuridad de nuestros manglares.

Vidas Paralelas

Muchos amigos y alumnos extrañamos al maestro Julio César Saucedo que ayer cumplió nueve años de ausente. Esperemos que descanse en paz. Leímos estas líneas escritas por uno de sus hijos: A 9 años de tu partida padre, don Julio César Saucedo Pineda, se pasa el tiempo como un cambio de página, te seguiré agradeciendo infinitamente todo aquello que me enseñaste en vida y lo que aun me has dejado de tarea por aprender en todos esos escritos, libros y libretas como parte de tu legado, como padre, esposo, hijo, maestro y periodista. Te mando un fuerte abrazo hasta donde estés. Te extraño un chingo, te quiero y te amo cada día más. PD. Sí, aún la pinche Máquina de la Cruz Azul no ha sido campeón, haber si nos echas la mano desde allá. Saludos a los compadres, Nava, Ramón, Rojitas, Chema. Uta que  miedo están todos allá haciendo política.” Muy bueno el recuerdo… Anoche arrancó el Foro que anunciamos aquí. Un encuentro súper interesante que congregó a los amantes de la fotografía. Buen arranque y felicitamos a sus promotores… Y para despedir bien la semana les comparto unas letras: Lluvia
Ven, me dijo la muerte.
No voy- le contesté.
Ven, repitió su mandato.
No voy. No te pertenezco ya.
-Hace años me mataste. Y no puedes, reclamar ni vidas, ni delitos dos veces.
Ven, no hagas que desate mi furia. No voy.  No puede viajar un muerto. Dame la vida otra vez y te acompaño.
Ven. Te espero. Yo no sé de vidas. Y de treguas. Vengo por ti. Y te llevaré.
No voy. Hago valer mi derecho a la existencia. Y si sufro y muero, no es de tu incumbencia.
La muerte me miró con furia. Y de sus ojos penumbra emanó un rayo de luz. Y de sus labios salieron voces negras. Despiértate pues y Ponte a gozar la lluvia… Y con esto nos despedimos deseando lo mejor. No olviden: hagan el bien. Y sean felices.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.