¿Y la justicia apá?

Héctor Miranda