Terrenos en Cabo San Lucas

Tenemos miedo, Gobernador. Mucho miedo

Todos tenemos miedo, Gobernador. Hasta a los que les ponen guaruras

Andrés es un muchacho de profesión modelo de 24 años llegado de la Ciudad de México para residir en Cabo San Lucas. Este pasado domingo en la madrugada, a las dos de la mañana, se encontraba en el patio del antro “Crush”, en Plaza Bonita (propiedad de Eduardo Sánchez-Navarro) cuando, saliendo del antro, sobre él se abalanzó un sujeto que con una botella le desfiguró el rostro. “Ah chingaos, me equivoqué de guey” fue todo lo que acertó a decir el agresor, que sin prisa se alejó del lugar con “su palomilla” a la vista de un policía municipal que allí se encontraba. Llegó la ambulancia para llevarse a Andrés. Su viacrucis comenzaba.

Desfigurado, con poco dinero y pocos amigos en la plaza, pudo averiguar que el agresor se llama J.E.R.A., alias “El Pájaro” y que era parroquiano asiduo del antro, con su novia Rosita O. Andrés, decidido a presentar una denuncia, el día de ayer visitó tres abogados, pero los tres se negaron a tomar la chamba. “Ni loco me atrevo yo a querellarme con un puchador. Olvídate del asunto. Te recomiendo que hables con Arturo Rubio Ruiz, es el único que se atreve” fueron los comentarios que le hicieron. De esta forma llegó a contarme la historia.

¿Qué procede, Gobernador? ¿Denunciar ante un MP, cuando los abogados se niegan incluso a acompañarte a presentar la denuncia? ¿Hacer de valiente y jugártela contra los narcos protegidos por tus policias? ¿Qué se regrese a la Ciudad de México? ¿Qué no salga por la noche? ¿Ya no se protegen ni a los dominios de Sánchez Navarro?.

Todos tenemos miedo, Gobernador. Hasta a los que les ponen guaruras.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.