La Cara B / Secretarios de Turismo, coincidencias y diferencias

Si en algo coinciden los nombramientos de Secretario de Turismo a nivel federal y estatal es en una sola cosa: Ambos son ignorantes de la materia. Hasta ahí las coincidencias, ni una más. Diferencias muchas, yo les encuentro al menos media docena:

1.- Claudia Ruiz-Massieu Salinas de Gortari no sabe de turismo, pero habla a la perfección tres idiomas: español, inglés y francés. Nuestro Rubén Reachi Lugo sólo habla uno, español. Hace unos días en Los Cabos se intentó lanzar un discurso en inglés y estuvo de pena ajena. Un representante de una empresa americana le preguntó al vecino de asiento: “¿qué idioma habla?, ¿porqué no lo intenta en español?”. Hasta el inglés de Peña Nieto es bastante mejor.

2.- Claudia Ruiz-Massieu Salinas de Gortari no sabe de turismo, pero es una turista desde su infancia y juventud. A los dieciseis años había dado la vuelta al mundo, y conocía más de treinta países antes de llegar a la Secretaría; esos viajes no los pagaron los contribuyentes, salieron de su bolsillo o del bolsillo de su familia. Nuestro Rubén Reachi Lugo, los pocos países que ha conocido, los ha visitado como secretario y yéndose largo en gastos a nuestro cargo. Hasta su entrada al partido del Real Madrid se la pagamos nosotros, los contribuyentes sudcalifornianos, cuando dizque fue a representarnos en la Feria de Turismo en Madrid.

3.- Claudia Ruiz-Massieu Salinas de Gortari le debe su cargo a sus actividades políticas dentro de su partido, en el que ha escalado desde asambleísta, diputada federal, y en la Fundación Colosio. No se debe a los intereses de ningún grupo empresarial, por lo que estará con todo el sector, y promocionando el país. Sin duda desquitará su sueldo. Nuestro Rubén Reachi Lugo trabajaba para tres empresarios turísticos en particular (Ernesto Coppel Kelly, Francisco Bulnes Malo y Fernando González Corona). Gracias al apoyo económico de estos tres empresarios a Marcos Covarrubias en su campaña, el gobernador les entregó la Secretaría. Rubén Reachi sigue trabajando para los mismos patrones, sólo que antes recibía tres cheques (3,333 dólares de cada uno de ellos) y ahora recibe sólo uno, el que le damos nosotros por seguir trabajando para los mismos.

4.- Claudia Ruiz-Massieu Salinas de Gortari llega a una Secretaría de Turismo destrozada, producto de las “genialidades” de Felipe Calderón, que se enemistó con la mitad de los promotores turísticos, se casó con intereses muy particulares, y que gracias a su política aeronáutica y su “gripe aviar” acabó con Mexicana, con el retroceso turístico que ello ha significado. Cambió un Secretario de Turismo con experiencia empresarial por una Secretaria con experiencia de “empleada”, buena para los números y para arreglar cifras. Nuestro Rubén Reachi Lugo llegó a una Secretaría Estatal cohesionada, donde su antecesor había trabajado para crear un ambiente de consenso; él, sin embargo, se ha encargado de destruirlo, por instrucciones de sus jefes, que son conocidos “comesolos”.

5.- Claudia Ruiz-Massieu Salinas de Gortari, aunque con intereses claros en promocionar el Estado de Guerrero (de allí es su familia paterna), ya se ha reunido con empresarios de todas las latitudes de la República, y se le notan ganas de trabajar con todos. Busca recursos para promoción, y no le hace feos a ningún destino. Nuestro Rubén Reachi Lugo sigue los patrones de trabajo fijados por sus patrones (valga la redundancia), y ahora quiere dinamitar la Asociación de Hoteles y Moteles de Los Cabos, para colocar a un “elemento confiable” del grupo de los que mandan. Quiere colocar a un colega, gato como él, también de la tríada Coppel-Bulnes-González. El fin es claro: Necesitan no sólo mayoría en el Fideicomiso de Turismo de Los Cabos (FITURCA), que ya la tienen; necesitan opacidad en el manejo de los cerca de doscientos millones anuales. Por eso quieren evitarse la pena de que alguien de fuera cuente como se están rateando la lana a las malas, por eso necesitan un cómplice en la Asociación de Hoteles y Moteles.

6.- Claudia Ruiz-Massieu Salinas de Gortari, ante el cuestionamiento público del promotor turístico Pablo González Carbonell, Presidente de la Asociación de Inversionistas en Hoteles y empresas Turísticas, que la acusó de ignorante en la materia, le reviró y expuso sus motivos de porque iba a hacer un buen papel. Terminó con un rotundo “mi suerte es la suya”, poniendo su cargo en la mesa si no le responde a los empresarios. A Rubén Reachi nadie lo cuestiona. La única vez que fue requerido en la Asociación de Hoteles sobre un dinero que pretendía desviar a la mala, contestó con su rotundo “son instrucciones del Gobernador Covarrubias”. Y Covarrubias tragó camote y se calló.

Claudia Ruiz-Massieu Salinas de Gortari posiblemente se eche los seis años del sexenio en el cargo, y será evaluada, año tras año,  por los organismos empresariales, los expertos en turismo y los diversos medios de comunicación. Si un milagro no ocurre (aunque entre los tres que mandan, Coppel-Bulnes-González, han hablado de “cambiar de gato”, y poner a Gonzalo Franyutti, que sí habla inglés), nuestro Rubén Reachi Lugo terminará los tres años que nos quedan de Covarrubias, cobrando sus quincenas en el gobierno y trabajando para sus tres patrones. Dejará un desmadre, como parecen anunciar sus “transa-cciones promocionales”. Nadie lo cuestionará, porque quienes podrían hacerlo, son cuatachos o cómplices de sus patrones. Y los medios de comunicación que cobran con Salvador Salgado nada dirán.

Pero no nos preocupemos, el turismo en Baja California Sur seguirá creciendo a pesar de él. Los turisteros se lo saltarán y hablarán directamente con Turismo Federal. Y luego vendrá Rubén Reachi Lugo, desvergonzado como es, y se colgará las medallas del trabajo de los otros, diciendo que él hizo la chamba. Es su costumbre.

¡Comparte!

* * *