Blues de fin de año

Ensenada, BC.- No fue un año cualquiera. Enero fue prometedor aunque su frío heló algunas esperanzas, mientras otras florecieron e impregnaron con su mágico olor algunos corazones.  No fue un año cualquiera, aunque febrero se quedó eternamente después de su  partida. No fue año cualquiera. Marzo marcó un adiós para siempre y desnudó el color de sus vísceras. No fue un año cualquier y, porque nunca son iguales, siempre hay algo que los hace diferentes.

Abril llegó con su olor a yerba y a eterna primavera. La bruma que venía del horizonte lavó los fríos pensamientos del invierno y dio paso al cálido mes de mayo, a sus recuerdos y festejos tradicionales; a sus noches eternas de  fiesta y de recuerdos imborrables. Junio esperaba impaciente el fin de un  agitado semestre de trabajo. Los escándalos terminaron por hacer daño en la línea de flotación del barco que siempre llevó a feliz puerto a muchas generaciones. Ellos no se dieron cuenta del perjuicio. La soberbia los venció… los cegó, no los dejó ver que ellos mismos era los culpables de la debacle.

Con julio vino la calma de una tempestad que espera entre lo más escondidos rincones para después atacar sin piedad. Agosto dio cuenta de ello para terminar así la obra maligna que muchos meses atrás habían empezado.

Septiembre recibe la patriotería y los primeros olores al guiso de las reformas estructurales que suponen unos, dará al país el empuje que faltaba, mientras otros opinan será la debacle, el fin, el caos. Se inicia el largo viaje de la hipocresía en la clase política por la defensa de la patria. Algunos viajando en primera clase y otros en la Premium, aunque todos con un mismo destino: la búsqueda –a como dé lugar- del poder a partir del 2015.

La luna de octubre fue como siempre la más bella. Sus noches recibieron la fresca brisa del norte y los estertores de una sociedad  hastiada de quienes decidieron los gobernara. Mulegé entra en el peor de los momentos económicos y políticos. El Alcalde Santillán dice no tener dinero para el pago de sus trabajadores y no deja de viajar a USA y a la Ciudad de los Palacios. Las obras que emprende son de muy mala calidad, pero además no las puede culminar y, mucho menos, da cuentas de lo que hace con el dinero del pueblo.

La nota de noviembre es el auto robo. Dos millones de pesos se supone fueron extraídos de la casa del munícipe. Nadie se explica que hacía ese dinero ahí. Las persecuciones y las vejaciones no se hacen esperar. Se manejan nombres, todos cercanos al clan pero al final no encuentran nada. Tampoco hay una explicación. Las cosas se manejan como siempre, como ellos lo estilan… en la clandestinidad.

Diciembre me gusto pa´que te vayas/ que sea tu cruel adiós mi navidad/ no quiero comenzar el año nuevo/ con este mismo amor/ que me hace tanto mal. Parafraseando al eterno José Alfredo Jiménez le decimos adiós al 2013 y deseamos de todo corazón que la felicidad y la bienaventuranza entre en sus corazones. Que la paz se pose en el umbral de sus puertas para que les toque el alma todos los días del venidero 2014.

 ¡Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo!

Mosaico Político

Agradeciendo de antemano su preferencia… sus opiniones, sus críticas y sus razones… agradeciendo a www.peninsulardigital.com ser parte de este gran equipo…  agradeciendo a mis compañeros de www.vizcainohoy.com y www.radiokashana.org  y vecinos de columnas, reporteros, reporteros gráficos y editores, por ser parte de este esfuerzo periodístico les digo adiós este 2013 ya que será, con el permiso de ustedes, la última entrega de este año… en enero nos leemos primero el creador…  La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente. Valorar la paz y la generosidad y tener merced es comprender el verdadero significado de Navidad. (Calvin Coolidge)


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.