Blanco y Negro

Raúl Zavala

 No lo va a creer, pero el priista Ramón Alvarado encabezó la lista de diputados que introdujeron al recinto oficial de la toma de protesta, al Secretario de Gobernación Blake Mora.

Un insoportable olor a drenaje había ayer en la zona donde se sentaron los ex gobernadores Ángel César, Mercado Romero y Víctor Liceaga, entre otros invitados especiales.

El innombrable no asistió a la ceremonia de protesta de su sucesor, Marcos Covarrubias. Y ni falta que hizo.

Antonio Agúndez fue el más abucheado de los alcaldes electos de Baja California Sur. Y el más aplaudido de los diputados fue Ernesto Ibarra.

Casi todo el gabinete de Calderón se vino a la toma de protesta de Marcos Covarrubias. Lo raro fue que el representante presidencial no dijo ni una palabra.

Ramsés, el faraón egipcio, hubiera envidiado el escenario en que Marcos Covarrubias rindió protesta.

Ni una pecera, ni un camión, ni un taxi, estuvo disponible ayer en la tarde para el público. Todos estaban en la toma de protesta.

Como en los corridos de caballos, “hubo gente de donde quiera” hasta para tirar para arriba. Lo malo es que la acarrearon.

No vimos (bueno yo no veo a nadie) a Rosa Delia Cota Montaño, la alcaldesa en funciones, ni a Esthelita Ponce, alcaldesa electa.

¡Comparte!

* * *