El divorcio Arturo de la Rosa y Ernesto Ibarra

El divorcio entre el diputado Ernesto Ibarra Montoya y el alcalde Arturo de la Rosa Escalante tendrá su verdadero impacto en el 2018

adr

El divorcio entre el diputado Ernesto Ibarra Montoya y el alcalde Arturo de la Rosa Escalante tendrá su verdadero impacto en el 2018, cuando se tenga que elegir a los nuevos alcaldes, diputados locales, diputadores federales, senadores y presidente de la república.

Tanto el legislador federal como sus simpatizantes se sienten traicionados por Arturo de la Rosa Escalante, quien no conforme con faltar a su palabra de dejar llegar a la Delegación de Cabo San Lucas al doctor José Manuel Larumbe, ahora ha emprendido una cacería en contra de los amigos del doctor Ibarra que trabajan en el Ayuntamiento y la Delegación de Cabo San Lucas.

Ernesto Ibarra sin lugar a dudas representó los votos (más de 7 mil) que marcaron la diferencia entre Arturo de la Rosa y el candidato de las Izquierdas Narciso Agúndez Montaño, por eso el ahora legislador del PAN se sentía con derecho de tener para sus colaboradores puestos claves en el XII Ayuntamiento de Los Cabos.

Una de las primeras afrentas de Arturo de la Rosa fue preferir a Francisco García para la Delegación de Cabo San Lucas, aún cuando existían acuerdos de campaña y el elegido era el doctor Larumbe.

Sin embargo quienes conocen al actual alcalde saben que no hace valer ni su palabra ni su firma.

La semana pasada llegó al correo de todos los regidores una carta del primer regidor suplente del Partido Acción Nacional, José Antonio Luévano Gódines , donde narra todas las agresiones laborales que ha padecido su esposa Marcela Ceseña, quien durante más de 15 años ha trabajado en la Dirección de Recursos Humanos, aunque desde hace 26 años lo hace como personal sindicalizado en el municipio cabeño.

Aún cuando desde el 2011 Roberto Luévanos como otros neopanistas se separaron del PRD, en el Gobierno municipal de José Antonio Agúndez se respetaron los derechos laborales de los enemigos políticos y de su propia familia.

La cacería contra trabajadores que simpatizan con el diputado federal Ernesto Ibarra la realizan Luis Alberto Villegas Castillo y Jesús Humberto Márquez Álvarez, coordinador y titular de Recursos Humanos del XII Ayuntamiento de Los Cabos.

La instrucción que tienen es clara, bajar sueldo, compensaciones y cambiarlos de adscripción a quienes están identificados como amigos o simpatizantes del legislador blanquiazul.

En el caso de la esposa de Roberto Luévanos fue cambiada de la Coordinación de Recursos Humanos al Museo de Cabo San Lucas, le bajaron su sueldo y le quitaron su compensación.

Todos estos trabajadores, al igual que quienes ocupan importantes cargos y jugosos sueldos, también gastaron suela en la campaña panista, anduvieron casa por casa vendiendo como la mejor opción tanto a Arturo de la Rosa como al gobernador Carlos Mendoza Davis.

Hoy enfrentan la venganza del actual alcalde, tras su divorcio con el diputado federal Ernesto Ibarra Montoya, a quien no respeto el acuerdo de colocar en cargos de primer nivel a su gente cercana y facilitar la candidatura a la delegación del doctor José Manuel Larumbe.

Del acoso laboral tiene total conocimiento la dirigente Teresa Verduzco Ríos, quien sigue siendo testigo mudo de todas las agresiones contra sus agremiados. Los sindicalizados extrañan el liderazgo de Laura Ceseña, que aunque no era de pleitos, era buena negociadora con la parte patronal y en su mandato los trabajadores estuvieron blindados.

Al diputado federal se la ha observado en las colonias, entregando apoyos del gobierno federal, brindado jornadas sociales y despensas, pero ya divorciado de su aliado alcalde Arturo de la Rosa, que le ha dado la espalda porque, al igual que el diputado federal, pretende reelegirse en el 2018 y buscar de nuevo la presidencia municipal.

Desde su trinchera, Ibarra Montoya gana la simpatía de los enemigos del actual Gobierno municipal, prepara baterías para el 2018 y pase lo que pase, será uno de los contendientes a la presidencia municipal en 3 años.

Los colaboradores más cercanos del legislador panista, toman nota de los que hoy emprenden una cacería contra su gente, porque en política “los carniceros de hoy, serán las reses del mañana”.

 


* * *

3 Responses to El divorcio Arturo de la Rosa y Ernesto Ibarra

  1. Contra el tuca 08/02/2016 en 3:11 PM

    Y vaya q ese arturo de la roba, es un traicionero, q en campaña solicitaba llorando a la gente del doctor ibarra , q lo ayudaran y mira con lo q les paga, a parte de subir los impuestos a los ciudadanos cabeños , pero en fin los mismos ciudadanos se lo demandarán en el 2018 , junto con su gente déspota q tiene en sus puestos

  2. Omar lopez garcia 08/02/2016 en 7:04 PM

    Ha que mi arturito ya le va empezar a doler la cabeza de nuevo, todo por huevon y no trabajar por ser un divo según el aún recuerdo aquel estúpido error se campaña en un discurso dijo que los invitaba a votar por el PRD siendo candidato del azul, en fin un hombre sin palabra y falso, en fin sólo quedan dos años y el próximo presidente municipal no será el será el que la gente de los cabos pondrá y ese ya tiene nombre es Víctor ernesto Ibarra Montoya pesele a quien le pese !!

  3. huatamote 08/02/2016 en 10:45 PM

    Ni a cual irle par de ratas tanto Arturo y no se diga de Ibarra, el rey del chantaje.pero eso pasa x dejar llegar a gente k no sabe ni entiende al PAN

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.