Terrenos en Cabo San Lucas

Del “No pago para que me peguen”, al “Pago para que me Defiendan”

Se acuerdan de la frase “No pago para que me peguen”

cmdSe acuerdan de la frase que acuñó el entonces Presidente de la República José López Portillo, del “No pago para que me peguen”.

Ello en clara alusión a los ataques que recibía de la prensa durante su Gobierno.

Carlos Mendoza Davis o bien el alcalde de Los Cabos Arturo de la Rosa podrían acuñar su propia frase de “Yo les pago para que me defiendan”.

Esto viene a colación porque los grandes críticos de los gobiernos de izquierda, ya no tienen a quien criticar. Al ser afines al color azul, ahora les ha dado por defender a quienes hoy gobiernan.

Todo aquel funcionario o político de partido de oposición que se atreva a cuestionar al actual Gobierno estatal o municipal, se atiene a las consecuencias de los jilgueros que de inmediato responden con calumnias y difamaciones.

Al golpeteo mediáticos no se escapan los periodistas que han asumido una línea crítica en contra de las actuales autoridades. Al menos en Baja California Sur ha quedado en el pasado aquello de “perro no como perro”.

Hoy tanto en redes sociales como en los medios tradicionales, se puede leer como se descalifican los unos a los otros.

Son los propios periodistas los que reprimen la libertad de expresión…. Ya no se respeta el libre pensamiento y el disentir de las ideas.

Para las plumas con tinta azul, no hay más verdad que su verdad.

En lo que no han caído los que ejercen el noble ejercicio del periodismo es que los tiempos han cambiado y que la gente también, en cada persona con un celular se tiene a un potencial comunicador.

El cuarto poder se ha masificado y hasta los periodistas están sujetos al escrutinio público, por ello para nadie es un secreto de que los férreos defensores de quienes hoy detentan el poder cuidan la chuleta, es decir, sus jugosas convenios que tienen.

voltaireConsidero lícito que tanto periodistas como empresas de comunicación tengan sus convenios comerciales con el gobierno municipal y estatal. Si cumplen con todo lo que marca la normatividad, es una relación correcta.

Lo que no es correcto y raya en lo ridículo es que para mantener su chuleta, tengan que convertirse en los jilgueros del poder.

Sería interesante, en aras de la transparencia y acceso a la información, que los gobiernos hicieran publico los convenios que tienen con empresas de comunicación y con periodistas en lo particular.

Así todos sabríamos de “qué lado masca la iguana”.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.