Terrenos en Cabo San Lucas

Balconeando / Políticos y presupuesto

Los diputados locales que ya están en pos del próximo hueso, los cuales dicen una cosa y hacen otra, invariablemente han votado siempre a favor de las propuestas que a ellos en lo personal favorecen y a la camarilla a la que pertenecen en conjunto. . .

La consejera presidenta del Instituto Estatal Electoral en Baja California Sur, Rebeca Barrera Amador, dio a conocer hace unos cuantos días atrás los nombres de los diputados locales que mostraron su intención para reelegirse en el proceso electoral del 2018, y resultó que quienes dijeron “voy de nuevo” son Alfredo Zamora García; Marco Antonio Almendáriz Puppo; Maritza Muñoz Vargas; Edson Jonathan Gallo Zavala; Sergio Ulises García Covarrubias; Diana Von Borstel Luna; Norma Alicia Peña Rodríguez; Julia Honoria Davis Meza; María Guadalupe Saldaña Cisneros; Eda María Palacios Márquez; Camilo Torres Mejía y Joel Vargas Aguiar.

Quizá no propiamente les interese estar en el Congreso del Estado nuevamente para legislar en favor del pueblo, sino más bien para seguir accediendo a los 88 mil pesos más prerrogativas que mes a mes se meten a la bolsa, ello más el jugoso bono de gasolina de 16 mil pesos y otros dividendos que obtienen y que son abismalmente diferentes con los salarios mínimos que devenga un ciudadano promedio.

De acuerdo a información proporcionada por el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública, el sueldo de un legislador en Baja California Sur es de 20 mil 184 pesos, pero a esto se le debe sumar la compensación adicional por 3 mil 850 pesos y 46 centavos; más los gastos de representación por 12 mil 965 pesos con 54 centavos; un apoyo asistencial por 35 mil pesos adicionales y en plena temporada de aumentos a la gasolina como apoyo para combustible se embuchacan hasta 16 mil pesos por mes, y todo ello es para poder “cumplir” con la atención ciudadana. ¿Qué tal?

Pero quien de plano se llevó los aplausos y los vítores en su momento, y a la par les quitó los reflectores al resto de los compañeros legisladores, fue Camilo Torres Mejía quien es emanado del Partido del Trabajo, luego de que mencionara que su salario no le es suficiente para solventar los gastos que tiene. Entonces uno se pregunta: ¿Por qué es que quiere volver a repetir como diputado si está tan mal pagado?

Quien sí emitió un exhorto a la clase política legislativa fue la diputada del Movimiento de Regeneración Nacional, Guadalupe Rojas Moreno, pues durante una Sesión Extraordinaria convocó a sus homólogos presentes a sentarse a dialogar sobre el tema de la austeridad, medida que es necesaria -dijo- y que hasta hoy en día -y ya han pasado varios meses- ninguno le ha entrado debido a que para muchos “sufridos” diputados es insuficiente tan lucrativo salario.

Mientras que por parte de la fracción de diputados del Partido Acción Nacional, en un discurso populista y sin adentrarse verdaderamente en el tema, Alejandro Blanco Hernández indicó que la ciudadanía no quiere justificaciones sino acciones, y que los legisladores locales están para ello, pero claro, sin siquiera mencionar la austeridad como medida urgente para el Congreso del Estado; austeridad que toda institución pública ha retomado, desde el Gobierno del Estado y de los cinco municipios, esto a excepción del recinto parlamentario.

Se podría destacar por otro lado que durante aquella controvertida Sesión Extraordinaria de la que hablamos, los diputados que brillaron por su ausencia fueron ni más ni mensos que Alfredo Zamora García, Maritza Muñoz Vargas y Marcos Almendáriz Puppo, quien por cierto este último mencionado habría faltado en los últimos meses por cuestiones de salud, más sin embargo ha estado presente en diversos eventos sociales, sobre todo entregando elotes, bolsas con verduras y sandías en rebanadas para salir en la foto oficial.

Pero ojo, porque en esta época de ambiciones electorales se ha acelerado la jactancia por los supuestos logros que se atribuyen quienes aspiran a ocupar de nuevo un cargo con motivo de la próxima contienda electoral, pero uno no se explica cómo si tenemos a tanto político tan bueno y exitoso en nuestros aparatos de gobierno, la situación del estado no cambia para mejorar, sino por el contrario, cada vez está peor. Pues bien, la explicación es sencilla, pues quienes se sienten paladines no se sacrifican en balde. ¿O sí?

Y es que estos “quijotes” creen que pueden engañar al electorado simulando lo que no son, y presentándose como los más idóneos para el cargo al que en lo personal aspiran, y que en aras de esto desde hace mucho están tirando cuantiosas fortunas en propagandas mediante la cual presumen lo que consiguen, gestionan o reparten entre su clientela.

Pero lo que no mencionan los abnegados “caudillos” es de dónde sacan tanta fortuna para eso ni a cuánto asciende la jugosa tajada del presupuesto público con que se pagan sus caros “servicios”. Pero mientras algo se explica al respecto, cosa que lo duco, mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.