Balconeando / ¡Pobre Gaby!

Daniel Cota Fiol está revelando a espaldas de la virtual dirigente del PRI estatal, una altivez, engreimiento, presunción y petulancia desmesurada, pues su satisfacción excesiva por la contemplación propia y el menospreciando hacia los demás comienza a llevar al abismo todo el esfuerzo que hasta ahora ha realizado Gabriela Cisneros. . .

Muchos saben que quien es la virtual dirigente del Partido Revolucionario Institucional en Baja California Sur, Gabriela Cisneros Ruíz, ha tenido la oportunidad de conocer muy de cerca el sentir de las familias sudcalifornianas, ya que ella proviene de una que se distingue por la unión, responsabilidad y los valores que le han inculcaron sus padres, pero quizá no pueda aún darse cuenta que el “enemigo íntimo” esté más cerca de lo que ella piensa.

¿Por qué? Porque su cónyuge Daniel Cota Fiol, el mismísimo titular del Instituto del Fondo de la Vivienda para los Trabajadores en la entidad y conocido por sus siglas como INFONAVIT, es un patán mamarracho que exhibe una personalidad que se caracteriza por una constante autoadmiración y veneración en cantidades fuera de lo normales y que incluso llegar a ser patológica, o sea, en pocas palabras un ególatra en su máxima expresión.

Su “enemigo íntimo” está dañando las múltiples coordinaciones que ha emprendido la virtual dirigente del PRI en la entidad, esto y a pesar que le ha logrado la integración de cientos de comités por toda la geografía estatal, con el fin de hacer llegar a sus integrantes la información y los procedimientos que contienen los programas oficiales que han sido diseñados para el empoderamiento de las mujeres, la búsqueda y rescate de valores así como la vinculación a actividades productivas y de mejoramiento familiar.

Y la daña el tipo, y me refiero a Daniel Cota Fiol, porqué a espaldas de la virtual dirigente del PRI estatal demuestra una altivez, engreimiento, presunción y petulancia desmesurada, pues su satisfacción excesiva por la contemplación propia y el menospreciando a los demás comienza a llevar al abismo todo el esfuerzo que ha realizado Gabriela Cisneros, pues el soberbio se siente mejor y más importante que el prójimo, a quien minimiza de forma constante, y por eso se comporta de manera arrogante y generara el rechazo entre el resto de la gente.

Así, mientras la virtual dirigente del PRI en la media península ha logrado que muchos emprendedores se hayan visto beneficiados por las acciones de sus gestiones, y además son muchos más las que están por concretarse en diferentes sectores, su repolludo consorte, carente de sencillez y humildad, se siente poderoso o influyente, queriendo imponer su autoridad para obtener siempre un provecho o beneficio, característica propia de muchos tiranos y déspotas absolutistas, y eso afecta en demasía a la pobre de Gaby.

El individuo, o sea Daniel Cota Fiol,  muchas veces ha sido señalado como arrogante y egocéntrico, porque como ya lo dijimos renglones arriba, se considera superior a los demás, centro del mundo, de todos, actuando de manera irrespetuosa hacia quienes lo rodean con desprecio y de manera ofensiva.

Entonces uno se pregunta, de qué sirve que Gabriela Cisneros haya tenido la oportunidad de conocer y tratar a diferentes grupos de personas, ya sean estos hombres del campo, empleados, burócratas, funcionarios, servidores públicos, de la tercera edad y desde luego amas de casa; y así, ha podido escuchar propuestas, opiniones y preocupaciones en lo referente al entorno económico, temas de seguridad, salud y educación, si todo se lo está tirando por la borda el arrogante del todavía titulara de INFONAVIT al  carecer de humildad, que se siente y se cree superior a todos, mostrando su enorme síndrome que denota su personalidad altiva, altanera, jactancioso, y engreído, quien se cree experto en todos los temas y que, en consecuencia, no tiene interés en escuchar otras opiniones.

Si Gabriela Cisneros ha sido definida por muchos como una mujer de retos, y hoy se le presentan las condiciones y circunstancias para enfrentar nuevas encomiendas y seguir coordinando acciones en beneficio de la comunidad, sería bueno que se decida a ser ella la virtual dirigente del PRI en la entidad, y no su desposado que no valora los muchos esfuerzos que Gaby ha realizado entre instituciones, funcionarios, gestores, emprendedores y profesionistas, y que junto con ellos ha aportado talento, interés, conocimiento y coincidencias para intensificar los apoyos en beneficio de los sectores, y que siempre ha cumplido.

Ojalá no se vea la aspiración de Gabriela Cisneros afectada al querer hacer las cosas de una manera diferente por el actuar trompicado de Daniel Cota Fiol, y esperamos que tenga la sapiencia necesaria para poner orden en casa antes de buscar arreglar el interior del PRI. ¿Lo logrará? La verdad no lo sé, pero mientras algo ocurre al respecto quien esto escribe seguirá Balconeando. . .


* * *


2 Responses to Balconeando / ¡Pobre Gaby!

  1. queta malon 23/08/2017 en 2:09 PM

    hermoso no es el cerdo

  2. Isaura Minjares 23/08/2017 en 3:12 PM

    Estimado Alejandro, de verdad me sorprende ru comentario, y lo respeto como a ti. Pero ese concepto es equivoco. Yo conozco Daniel hace muchos años y ultimamente he coincidido con el y es para mi y muchos un esposo respetuoso del actuar de nuestra presidenta, de ella lo w me agrada es su seguridad. Daniel me consta de su valioso y semcillo apoyo q siempre le esta dando. Sin ser el el protagonista
    De vetdad me sorprende tu comentario. Pero te repito lo respeto y te saludo como siempre.

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.