Terrenos en Cabo San Lucas

Balconeando / Nepotismo

Se conoce como nepotismo la predilección que tienen algunos funcionarios para que ocupen cargos públicos sus familiares, allegados o amigos, mismos que logran el objetivo por su cercanía con el burócrata y no por mérito propio o capacidad. . .

En los estados donde rige la meritocracia, o sea el sistema para el cual el mérito justifica el ascenso en el marco de una escala jerárquica, el nepotismo está considerado como un acto de corrupción, pues no se acepta a nivel social que un funcionario o político decida destinar recursos públicos a un familiar o amigo por cuestiones simplemente de simpatía o afecto.

El nepotismo tiene una historia milenaria. Se cree que el concepto deriva del griego antiguo nepos, que traducido al español significa “sobrino”. En la época romana de hecho, hubo un caso muy famoso de nepotismo, cuando Pompeyo otorgó importantes responsabilidades a su yerno Metelo Escipión -de nula capacidad en el ámbito militar- y fue denunciado por Marco Antonio ante el Senado. El resto de la historia es un común denominador desde aquellas épocas: No pasó nada al respecto.

Pues bien, dejemos a los griegos y romanos y sin más preámbulo vayamos al aquí y ahora en Baja California Sur, pues se ha puesto al descubierto que el todavía titular de la Secretaria de Educación Pública tiene a su hijo de nombre Ángel Isaac Jiménez Peñaloza cobrando por dos lados. Uno, la friolera de  48 mil 070 pesos en calidad de administrativo de la secundaria Benito Juárez que se ubica en el “Pueblo Mágico” de Loreto; y por la otra lo hace en calidad de director del Gimnasio de Usos Múltiples en la ciudad capital del estado.

Lo anterior está basado en el último reporte del Fondo de Aportaciones a la Nómina Educativo y Gasto Operativo de la Secretaría de Educación Pública Federal, donde el retoño del actual titular de la SEP en Baja California Sur ostenta una plaza administrativa bajo el RFC JIPA9412088M8 y CURP JIPA941208HBSMXN00, y cobra con la clave 070301T0380400.0300002, esto según el portal https://sep.gob.mx/es/sep1/Plazas_Docentes_Administrativas_y_Directivas

Lo anterior resulta totalmente incomprensible, pues como ya dijimos, el descendiente de Héctor Jiménez Márquez devenga un sueldo de nómina federal en el municipio de Loreto y a su vez, tiene un cargo como funcionario en la ciudad de La Paz con cargo al erario estatal; además que físicamente esto es imposible pues no hay modo de que pueda cumplir con ambos trabajos día tras día, pues la distancia entre el “Puerto de Ilusión” y el “Pueblo Mágico” están a poco más de 300 kilómetros de distancia uno del otro. O sea: ¿Cómo, pues?

Pero hay otro meollo más en este asunto, pues es absurdo que Héctor Jiménez Márquez declare a los medios de comunicación y a la vez intente explicar a los profesores como a trabajadores administrativos con años de servicio como compensados, que las plazas que se han entregado en la administración gubernamental de Carlos Mendoza Davis son bajo “estricto apego a la lista de prelación”, es decir, que se dice y supone que se respeta la antigüedad, cosa que está resultando falsa ya que su pimpollo, Ángel Isaac, jamás cubrió compensación alguna, es más entró de modo “fast track” a la plaza federal seguramente por instrucciones de quien desde el año 2013 -bajo el mandato del tristemente célebre Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor- fue ungido a la sazón de secretario de Educación Pública en Baja California Sur y no ha habido Dios que lo remueva de ahí.

Pero volvamos al portal electrónico de la SEP federal que se comentó renglones arriba, ya que se señala ahí que la plaza administrativa del hijo de Héctor Jiménez Márquez le fue otorgada el día primero de enero de este año, y su sueldo de entrada era de 35 mil 121 pesos, lo cual significa que Jiménez Peñaloza en menos de tres meses fue beneficiado con una plaza de base administrativa federal y tuvo a la vez un aumento de sueldo de casi el 37 por ciento, cantidad que a todas luces violenta todas las disposiciones de austeridad implementada tanto por el Gobierno Federal como por el estatal en este año que ha sido de suma estrechez económica para todos.

Pero para el heredero de Héctor Jiménez Márquez la crisis económica le hace lo que el viento a Juárez, pues el incremento de sueldo que tuvo el “cachorro” del quien alguna vez fue taquero en Cuajimalpa, excedió por mucho el modesto 3.5 por ciento de aumento que le fue autorizado a todos los trabajadores de la educación en Baja California Sur.

Incluso Ángel Isaac Jiménez Márquez no debió ni tan siquiera recibir aumento alguno, ya que su plaza -como ya se dijo- la generó el primer día de este año y por lo tanto no debería existir retroactividad alguna en su beneficio.

Ante esto tanto la Contraloría General del Estado de Baja California Sur -operada por la apocada de Sonia Murillo Manríquez- como la Auditoría Superior de la Federación están obligadas a perseguir esta irregularidad por oficio, ya que representa un obvio quebranto financiero al presupuesto asignado al de por si maltrecho sector educativo de la media península.

La situación del hijo de Héctor Jiménez Márquez aparte de ser una franca ilegalidad, también exhibe el nepotismo del actual titular de SEP en Baja California Sur, pues sin ningún escrúpulo ni ética profesional colocó a su vástago como director de una dependencia estatal en La Paz y a su vez le otorgó una plaza federal en la ciudad de Loreto, donde por supuesto no se presenta físicamente a laborar pero eso sí, bien que se echa a la bolsa el sueldo que “papi” le asignó.

¿Pero qué cree? Pues que ahí no para la cosa, pues entre otras actividades del “querubín” de Héctor Jiménez Márquez también se ostenta como coordinador de la agrupación política “Lo Mejor Para Baja California Sur”, a través de la cual se presume un desvío adicional de recursos públicos que afecta directamente a la Secretaría de Educación estatal, pues se despachan con la cuchara grande con actividades de promoción política tanto del secretario como de su primogénito, pues en meses recientes se les vio organizar a ambos primero una carrera atlética en el Malecón de La Paz,  además que Ángel Jiménez Peñaloza, quien se dice líder de “Lo Mejor para BCS”, donó 2 mil paquetes de útiles escolares en diferentes colonias de La Paz ignorándose hasta el momento la procedencia de los pesos y centavos para la realización de tal apoyo.

Así pues, queda claro que el nepotismo siempre será un acto de ilegitimidad, tanto para el que la otorga como para el beneficiario, pues una vida de trabajo y méritos no se ganan con la cesión del poder inmerecido, resultando ser al final un daño vitalicio para el heredero más que un factor de orgullo para quien lo otorga.

¿Entenderá Héctor Jiménez Márquez que su actuación es un acto de corrupción, sobre todo cuando el merecedor del cargo o posición, o sea su hijo, no posee méritos personales ni profesionales para tales nominaciones? Seguro que no, y mientras algo sucede ante ello quien esto escribe mejor seguirá Balconeando. . .


* * *


2 Responses to Balconeando / Nepotismo

  1. Selsa clara zuñiga ojeda 13/10/2017 en 4:26 PM

    Que tristeza que no recuerden ser seres humanos ,si no más bien ratas que solo piden estar en puestos donde saquean y devoran lo que pertenece al pueblo.

  2. Lila 14/10/2017 en 1:29 PM

    Bueno bastante acertada la visión de quien escribe, pero, la pregunta es ¿Todos esos compensados y normalistas egresados que buscan trabajar y acceder a hrs. O plaza dejarán pasar esta burla? Permitirán que se hable de proceso limpio y de un orden en la lista de prelación o demandarán a Sep estatal una explicación contundente y a Sep federal una auditoria general de todos esos manejos corruptos y evidentes a los que se ah sometido el proceso de ingreso al servicio profesional asi como, todos los otorgamientos que se han dado de manera dudosa…no es que antes no se vieran amañados pero es hoy más evidente y descarado…

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.