Terrenos en Cabo San Lucas

Balconeando / Incertidumbre

Armando Martínez Vega podría estar dejando su encargo de alcalde de La Paz próximamente por una licencia médica, quizá motivado por problemas pulmonares, cardiacos o de próstata, y a la par se espera la llegada de resolutivos del Tribunal Colegiado de Circuito por el asunto de las luminarias

A través de varias notas periodísticas fue como se dio a conocer la destitución de quien fuera secretario general del Ayuntamiento de La Paz, Isidro Ibarra Morales, aduciendo y motivado por supuestos malos manejos en los que incurrió así como por haber recibido un soborno, esto por su participación para que fuera aceptada la licitación y concesión de la empresa GIRRSA.

Pero a unas semanas de ocurrido lo antes comentado, parece ser que las acusaciones simple y sencillamente fueron infundadas, y esto se basa por dos razones: Que el ex secretario general en carácter de servidor público no tenía influencia para la entregar la concesión, y que en todo caso esto hubiera sido a través del Cabildo; y segunda, que está plenamente comprobado que la famosa concesión fue signada en la administración que presidía Francisco Javier Monroy Sánchez.

El problema de esto es que Rosa Evelia Solorio Ramírez, o sea la todavía síndica municipal, es quien ha tenido pleno conocimiento de los movimientos jurídicos y hasta ahora ha sido omisa, por la cual podría estar incurriendo en desacato, pues el área Jurídica del Ayuntamiento no ha mostrado sustento y todo lo ha sido manejado con falacias para servir de distractor de lo que parece ser un millonario menoscabo al arca municipal y en perjuicio directo también para el pueblo paceño.

Y dicha información sale a relucir luego que la empresa con la concesión de alumbrado público prácticamente tiene atada de pies y manos a la administración de Armando Martínez Vega, lo que significaría una pérdida millonaria para el propio Ayuntamiento, por lo que debe de acatar la disposición del Juez Federal emitido a través del amparo otorgado a la empresa GIRRSA.

Mientras tanto, el asunto del supuesto soborno se analiza de manera legal, a lo que Isidro Ibarra Morales ya manifestó que esa bronca le compete a José Santiago Leal Amador y no como se manejó la información, lo que recalca de nueva cuenta que fue mero distractor su destitución para que la atención se centre en asuntos que no tengan que ver con el grave quebranto financiero al que se está exponiendo el municipio de La Paz.

Aunque la culpa de toda esta trama se la quisieron echar cuatro regidores junto con el propio alcalde Armando Martínez Vega, el hoy ex funcionario Isidro Ibarra Morales se defendió diciendo: “Les aclaré que era el secretario general, que no era el jurídico, que yo no he llevado los temas jurídicos, yo no he intervenido, aparte que no conozco, no me han informado de los procesos que se han llevado de los expedientes, de la resolución, de los recursos de revisión, de las notificaciones; firmamos de buena fe porque nos entregan los informes de todos los casos, incluyendo este de las luminarias”, y culpó al asesor jurídico José Santiago Leal Amador de hacer sus actuaciones legaloides a última hora.

El mismo Isidro Ibarra Morales negó rotundamente la presunción de un soborno que recibió por parte de la empresa dedicada al mantenimiento del alumbrado público, y les advirtió a las huestes de Armando Martínez Vega que no hará las cosas a periodicazos o con notas a través de internet como lo hicieron ellos para desviar la atención, sino que lo hará a través de los medios legales conducentes.

Así que quienes buscaban fuera una caja de pandora para desviar la atención de la pérdida millonaria a la que será acreedor el Ayuntamiento de La Paz, destapó la cloaca municipal poniendo en tela de juicio y sobre todo en duda, si las cosas se están haciendo bien o no en la administración que aún ejerce Armando Martínez Vega.

También ahora se sabe que la destitución de Isidro Ibarra Morales fue acordada desde el seno de la fracción del Partido Acción Nacional en el Cabildo de La Paz, orquestada directamente por el “convaleciente” alcalde Armando Martínez Vega, la síndico municipal Rosa Evelia Solorio Ramírez, y los regidores Arlen Ivet Palacio Villanueva, Jorge Arturo Barrón Pinto, Pablo Ojeda  Meza y Julio Cervando Higuera.

Así que en lo que fue la primera Sesión Privada Extraordinaria realizada aquel viernes 28 de abril pasado a las cuatro de la tarde en la Sala de Sesiones de Cabildo “C.P. Manuel Jorge Santa Ana González” del Palacio Municipal, y con un orden del día donde destacaban dos puntos principales: El análisis, discusión y en su caso acuerdo sobre la actuación y situación actual del titular de la Secretaría General del H. XV Ayuntamiento de La Paz; y la propuesta y análisis de acuerdo por el cual el Cabildo acordaría acatar el resolutivo una vez que cause estado del juicio de amparo 1039/2015, fue que se gestó que Isidro Ibarra Morales fuera llevado “rumbo a la guillotina”.

Con el acuerdo en lo oscurito, fue inminente la solicitud de cesar del cargo al entonces secretario general del Ayuntamiento, ya que no había atribuciones legales para la salida del servidor público, lo llevó  a pensar en si la actuación del asesor jurídico del “convaleciente” de Armando Martínez Vega se estaba realizando bajo legalidad.

Ahora Armando Martínez Vega estaría dejando su encargo próximamente por una licencia médica, quizá por posibles problemas pulmonares, cardiacos o de próstata, y a la vez se esperan resolutivos del Tribunal Colegiado de Circuito, el cual podría enviar un cese fulminante de funcionarios que hayan caído en desacato y  juzgarlos por responsabilidades, o más bien por sus irresponsabilidades.

Recordemos que José Santiago Leal Amador ha estado involucrado en este tipo de temas polémicos desde su gestión jurídica en el Ayuntamiento de Puerto Vallarta, Jalisco, donde contaba con un récord de hasta 80 juicios perdidos con montos superiores a 200 millones de pesos, y esto no es un invento, ya que el mismo leguleyo lo reconoció en una entrevista otorgada a NoticiasPV.Com un 11 de noviembre del año 2013, y si no lo cree búsquelo y lo podrá constatar usted mismo.

¿Dejará la alcaldía Armando Martínez Vega por inepto o por su enfermedad? ¿Habrá un cese fulminante de funcionarios del XV Ayuntamiento por desacato? ¿Serán juzgados todos ellos por sus irresponsabilidades como servidores públicos? Dejemos que el tiempo nos de la respuesta, y mientras tanto quien esto escribe mejor seguirá Balconeando. . .


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.