RIP Alonso Méndez Suriano

Balconeando / ¡Qué bonita familia!

Pero allí no queda la cosa,

Desde hace años, cuando bregamos en la corresponsalía de Los Cabos de “El Peninsular”, conozco y me une una amistad con Armando Suárez Martínez,  reportero a quien he considerado un buen investigador periodístico sobre todo en lo referente a los asuntos policiacos.

Lo aclaro, pues acaba de indagar y descubrir lo que hizo la administración que encabezó Guillermo Santillán Meza para recuperar los adeudos que la empresa “Minera y Metalúrgica El Boleo” tenía con lo que fue el  XIV Ayuntamiento de Mulegé, y donde el hoy asesor legislativo y hermano del diputado Joel Vargas Aguiar, defraudó al cobrar un contrato millonario sin lograr ingresar a las arcas municipales el recurso por el cual fue contratado, toda vez que la firma sigue sin liquidar a la actual administración de aquel lugar dicho adeudo.

Armando Suarez rastreó mediante la información solicitada a la Unidad de Transparencia y Acceso a la Información, que el 19 de Julio del año 2012 el XIV Ayuntamiento de Mulegé  -que encabezó Guillermo Martínez Santillán– celebró un contrato para la prestación de servicios profesionales con Juan Carlos Vargas Aguiar, ello para que diseñará una estrategia jurídica para la obtención de ingresos a favor del municipio, y en específico se le requiriera a la empresa “El Boleo” el pago de licencias de construcción, uso de suelo, protección al medio ambiente y obras en la Carretera Transpeninsular concesionadas al municipio por parte de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes.

Una vez formalizada el trato con Juan Carlos Vargas Aguiar, se estipuló en la Cláusula Primera del Contrato de Prestación de Servicios como “El Profesionista” al hermano del diputado priista Joel de mismos apelativos que Juan Carlos, obligándose así a prestar al XIV Ayuntamiento de Mulegé sus subvenciones con el objeto de realizar la tramitación ante “Minera y Metalúrgica El Boleo” y empresas subcontratadas, ya fuera de una manera administrativa y jurídica por vía judicial o extrajudicial los cobros arriba mencionados.

Ante ello fue que se dio inicio con la verificación física por parte del personal de la Dirección General de Asentamientos Humanos y Obras Públicas del Municipio de Mulegé a la “Minera y Metalúrgica El Boleo”, y hasta ahí los emolumentos del ahora controvertible hermano del presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado comenzaron a correr a su favor.

Asimismo, en la Cláusula Quinta, “El Profesionista”, o sea Juan Carlos Vargas Aguiar,  recibiría por concepto de honorarios el porcentaje del 15 por ciento de acuerdo a lo estipulado en el artículo 2520 del Código Civil vigente en el Estado, por las ganancias bajo el concepto de recaudación que se lograría en favor del XIV Ayuntamiento de Mulegé, prima que se comprometió en pagar por cada asunto y que serían liquidados en el domicilio de la contratante, o sea en el Ayuntamiento que encabezó Guillermo Martínez Santillán, esto de acuerdo a lo estipulado en el artículo 2524 del Código Civil vigente, bajo el entendido que cualquier gasto que se originara con motivo de la tramitación de juicio y de cualquier otra índole, correrían a cargo del propio Juan Carlos Vargas Aguiar, siempre y cuando fueran bajo las reglas de aquella relación contractual pactada.

Por otro lado, en el inciso A, se estableció que el pago de los honorarios se efectuaría al momento de ingresar a Tesorería Municipal cualquier dispendio entregado por parte de la empresa “El Boleo”, y en el cual se hubiera tenido la intervención directa de Juan Carlos Vargas Aguiar, ya fuese esto por motivo de cualquier trámite legal o administrativo de manera judicial o extra judicial, lo que nunca ocurrió.

Pero aun y con ello, el 04 de diciembre del 2012 se expidió el cheque número 590 de la cuenta de Banamex número 7572359 por la cantidad de dos millones 283 mil pesos con 49 centavos, bajo el concepto de pago de honorarios por los servicios profesionales presentados, esto bajo el recibo número 103 elaborado por el hermano del diputado priista y también  presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado.

Luego, el 24 de septiembre del año 2014, el Ayuntamiento de Mulegé realizó una transferencia electrónica por la cantidad de un millón 373 mil 256 pesos con 30 centavos, según factura número 7 entregada, y dicho pago se realizó desde la cuenta 0170965499 del Fortalecimiento Municipal =FORTAMUN= por el concepto de liquidación de los honorarios a favor de Juan Carlos Vargas Aguiar.

Pero allí no queda la cosa, ya que el 21 de abril del 2012, se pagó el recibo de honorarios número 104 bajo el concepto de asesorías y procesos administrativos dentro del expediente 43/2012, por la cantidad de 35 mil pesos; mientras que el 26 de febrero del 2014 recibió Juan Carlos Vargas Aguiar un anticipo a cuenta por la cantidad de 11 mil 600 pesos; y el 26 de Marzo del 2015 se le pagó una factura de honorarios por la cantidad también de otros 11 mil 600 pesos, y quizá por no realizar bien su trabajo como debía se le pago otra compensación especial por servicios prestados a la Presidencia Municipal de Mulegé por la cantidad de 10 mil pesos, esto último el 11 de marzo del 2014.

En total el XIV Ayuntamiento de Mulegé que encabezó Guillermo Santillán Meza, erogó la cantidad de 3 millones 724 mil 839 pesos con 79 centavos por un trabajo que nunca realizó Juan Carlos Vargas Aguiar, toda vez que no recupero y mucho menos ingreso a la Tesorería Municipal el adeudo que mantenía la empresa “Minera y Metalúrgica El Boleo”, y que hasta la fecha el XV Ayuntamiento sigue exigiendo dichas liquidaciones.

Estas, y otras anomalías más, fueron encontradas por parte de la actual administración muleguina, por lo que dentro ante el Órgano Superior de Fiscalización del Congreso del Estado debió interponerse una denuncia al respecto, pues las faltas son consideradas como desvíos de recursos. ¿Pero que creen? Pues que el diputado priista Joel Vargas Aguiar muy a su estilo, al llegar a la Presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado hizo uso del tráfico de influencias para que no se avanzara dicha anomalía, por lo que fue guardada en archivo buscando con ello que prescriba tal y como ha sucedido con otros casos.

¿Hasta cuándo se acabaran tantos y tantos escándalos en que han estado hundidos uno, otro y otro más de los diputados locales que tenemos? ¿Serán acaso cínicos o por demás torpes los pusilánimes dizque hacedores de leyes sudcalifornianos?

La verdad, son una vergüenza, pues cobran que da gusto cantidades abismales mes a mes sin preocuparse por las verdaderas necesidades del pueblo, ya que simplemente han demostrado que velan por ellos y sus familiares. No más, no menos.

¿Podrán enderezar el rumbo en el Congreso del Estado? ¿O seguirán dando nota día tras día, semana tras semana? ¿Acaso tendrán cara para volver a pedirle a quienes confiaron en ellos para llegar a donde están de nueva cuenta su apoyo? La verdad, no lo sé, mejor mientras algo sucede al respecto quien esto escribe seguirá Balconeando. . .


* * *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.