Balconeando / Aspirantes y suspirantes

La semana que transcurre inició por demás calientita

La semana que transcurre inició por demás calientita, no hablo del factor meteorológico, sino por el ambiente político que comienza a dejarse sentir con algunos efectos en Baja California Sur, y en especial en la ciudad capital, La Paz.

Pero vayamos por partes para ver si nos logramos entender. Primero, retomemos la tan comentada comilona del sábado pasado donde se le festejó su cumpleaños a José Martín “El Tigre” Talamantes, y a la vez para dar a conocer su afán de convertirse en alcalde de La Paz, y donde hicieron acto de presencia algunos polémicos domadores de felinos que muchos esperan no le hagan daño a la imagen del imberbe suspirante, pues como ya se sabe tanto el ex gobernador perredista-petista, Narciso Agúndez Montaño, y el todavía senador priista Ricardo Barroso Agramont, zapatearon y levantaron polvo a más no poder junto con otros “destacados” comensales presentes en el evento bajo el compás de “Los Cadetes de Linares”, todo ello en una cordial y total camaradería.

Por otro lado las fichas del tablero electoral empiezan a moverse también,  y hasta se ha hablado de posibles desbandadas, traiciones y jugadas de tres bandas, como se dice en el argot carambolero del billar.

¿Por qué? Pues porque la vieja guardia tricolor anunció el apoyo a la aspiración del líder de la Confederación Nacional Campesina en Baja California Sur, Ramón Alvarado Higuera, quien se destapó y manifestó sus intenciones de contender a la Presidencia Municipal de La Paz en el próximo proceso electoral que iniciará a mediados del 2017.  Y la nueva oleada priista, por llamarla de alguna manera, anda viendo con muy buenos ojos a José Martín “El Tigre” Talamantes como abanderado de ellos.

Pero lo que ha generado mucho escozor en ambos grupos -vieja guardia y nueva oleada- son las palabras del delegado nacional del PRI en la media península, Aaron Irizar López, quien ha manifestado que ese instituto político está secuestrado por grupos que solo buscan el beneficio personal y no el del partido, lo que ha dado como resultado estar cerca por casi veinte años sin poder ser, o peor aún,  sin querer ser gobierno.

Por otro lado, Víctor Martínez de Escobar Cobela se ha estado moviendo sigilosamente entre los diferentes sectores sociales donde ha planteado la posibilidad de competir también por la alcaldía de La Paz en el 2018. Se sabe que el empresario restaurantero ha tenido pláticas y acercamientos con el Movimiento Ciudadano que encabeza el doctor Josué Estrada, y también con BCS Coherente, el nuevo partido que lidera Jhassir García Pantoja.

A ambas trincheras políticas el ex diputado local que emanó del Partido Verde Ecologista en su momento les ha dado las gracias, ya que se sabe y así lo ha dado a conocer Víctor Martínez Cobela, pretende encabezar un corriente ciudadana a través de una candidatura independiente y ha retado a cualesquiera de los entes políticos tradicionales a que se sometan al escrutinio social donde asegura que con él se toparán contra la pared.

En el Movimiento de Regeneración Nacional, o sea Morena por sus siglas, se han manejado varias teorías: La primera, la llegada de José Hevia Aguiar para abanderarlos rumbo al Ayuntamiento de La Paz. La segunda, el ex delegado federal de la Procuraduría General de la República, José Bernal, a quien no se le ve las correas necesarias para ir a la cabeza como candidato. Y una tercera hipótesis, y quizá esta si se convierte en realidad sería la más idónea por tratarse de una persona probada por su talento político, Rubén Muñoz Álvarez, quien tiene vasta experiencia en los menesteres del teje y maneje de la ciencia administrativa gubernamental.

En cuanto al Partido Acción Nacional también hay quienes aspiran y suspiran por sentarse en el sillón principal del Ayuntamiento de La Paz. Uno ha sido el legislador ex perredista ahora ungido a la sazón de notable panista, Marco Antonio Almendáriz Puppo, quien recién se reincorporó a la actividad pública después de someterse por semanas a tratamientos médicos, y apenas pudo se puso a repartir bolsas con tomates en las márgenes de algunas colonias populares de la capital del estado, ello con la firma intensión –seguramente- de retomar su aspiración de llegar a ser alcalde de La Paz, y que desde la época de Marcos Covarrubias Villaseñor dijo que la quería.

Otra directriz entre las huestes panistas es la posible competencia que podría dar la también diputada -ella si albiazul de corazón- Maritza Muñoz Vargas, y que seguramente que si no le otorgan la candidatura para llegar a ser alcaldesa entonces quedaría como una posible y muy fuerte aspirante para una diputación federal.

Habrá quien diga que falta mucho todavía para que las fechas reglamentarias del calendario electoral -con miras al 2018- se encuentren muy lejanas, pero pareciera que para los aspirantes o suspirantes a ediles eso no les importa, y por eso al inicio de este mismo espacio se marcaba que esta semana que transcurre inició por demás calentita.

La pregunta a todo esto es: ¿Cuántos de los mencionados hoy lograran su objetivo político personal? La verdad no lo sé, por lo que mientras tanto quien esto escribe mejor seguirá Balconeando. . .


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.