RIP Alonso Méndez Suriano

Balconeando / ¡Ah qué curuleros!

¿A dónde queremos llegar con este recuento?

Tal parece que a los 21 diputados que conforman la actual Legislatura local están más preocupados en aparecer ante los medios de comunicación por la enorme cantidad de polémicas en que se han visto inmersos, que discutir y aprobar leyes, y en ocasiones convertirse en gestores de las soluciones de los problemas que aquejan a los habitantes del distrito que se supone representan.

Un tema que incluso se ha politizado entre partidos políticos y ciudadanos es la cuestión de sus estipendios mensuales o sueldos, las enormes compensaciones que reciben y los bonos especialmente etiquetados como es el caso de la gasolina.

Y es que ya se ha dicho que  mediante el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública se pudo demostrar que cada uno de los diputados de Baja California Sur reciben casi 400 mil pesos mensuales, más un bono comentado para combustible por otros 16 mil pesos más.

Anteriormente en el Poder Legislativo local se reportaba simplemente que cada parlamentario ganaba cerca de 90 mil pesos mensuales, hasta que se demostró todo lo contrario mediante la información entregada por el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública que asegura que son las cifras marcadas en el párrafo anterior

O sea que en el Congreso del Estado se paga al año 4 millones y medio de pesos derivados por el “traslado y viáticos” en favor de los diputados locales, así como un concepto exclusivo para “ayuda social” para el cual se asignó un presupuesto de 13 millones 176 mil pesos en el 2016 para cada uno de estos.

Con esto debemos entender que cada 365 días en el Congreso se eroga cerca de 21 millones de pesos en “materiales y suministros, en papelería, copias, alimentos, galletas y utensilios, productos químicos, farmacéuticos y de laboratorio, vestuario, herramientas, refacciones y accesorios menores”; por lo que es una suma importante la que reciben los diputados mes a mes.

Pero: ¿A dónde queremos llegar con este recuento? Bueno, que ahora resulta que el diputado del Partido Revolucionario Institucional y actual presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política en el Congreso del Estado, Joel Vargas Aguiar, ha hecho declaraciones en el sentido de que él sí está de acuerdo en bajar su sueldo, pero -dijo textualmente- que entre sus colegas con fuero existen “acuerdos” que no les permiten hablar de ciertos temas, como es el caso de los salarios y prestaciones que perciben, acuerdos que asegura tienen que respetar.

El mismo Joel Vargas Aguiar ha dejado en claro ante medios de comunicación que no existe ningún temor entre ellos -los diputados- de hablar sobre este tema, simplemente que son tan honestos que respetan los acuerdos a los que han llegado, pues de no ser así, seguro se perdería la confianza que existe entre ellos y no lograrían avanzar en otros asuntos. O sea, que se joda el pueblo, ya que en muchos casos tan solo gana 80 pesos al día y que suma 2 mil 400 pesos mensuales para vivir.

El diputado del PRI también ha señalado ante medios que no está de acuerdo con las declaraciones vertidas por sus compañeros, Sergio García Covarrubias y Alejandro Blanco Hernández, -ambos del PAN- porque el primero ha asegurado que no se pueden bajar el sueldo en el Congreso  porque en 12 años no se lo ha incrementado; y el segundo, en que los diputados locales han cometido algunos errores al momento de legislar, aceptando con tal declaración que no saben ni lo que hacen sentados en su curul, pero eso sí, cobran como si fueran egresados de Harvard aunque más de uno de ellos apenas tiene la secundaria terminada.

Pero el que se voló la barda hace unos días atrás fue el diputado Camilo Torres Mejía, emanado del Partido del Trabajo, quien dijo que no le son suficientes los 87 mil pesos mensuales de salario que recibe para desempeñarse a plenitud, y raya en el cinismo pues ahora sale con que desconoce a ciencia cierta el monto del resto del dinero que recibe para realizar labores legislativas, o sea que en pocas palabras no sabe nada sobre los otros casi 300 mil pesos etiquetados para apoyo de asesores, compensaciones especiales y bonos etiquetados. ¿Qué tal?

O sea, que reconoce Camilo Torres Mejía que si recibe 87 mil pesos mes a mes por concepto de salario como legislador, pero también asegura que en lo personal no le alcanza, pues ha puntualizado sostener catorce personas. ¡Hagame el refabrón cavor! Así o más peladita con el diputado petista.

Esto ocurrió lo dijo en una conferencia de prensa donde el diputado Camilo Torres Mejía habló sobre la necesidad de implementar medidas de austeridad al interior del Congreso del Estado y transparentar partidas financieras del Poder Ejecutivo, por lo que los reporteros invitados a la rueda de prensa le pidieron a Camilo Torres Mejía empezará por traslucir su percepción económica, particularmente en lo referente a apoyos y dietas, pero el curulero petista dijo desconocer esa parte de sus ingresos.

Donde sí coincidió Camilo Torres Mejía totalmente con Joel Vargas Aguiar fue que la discusión sobre estos temas, -por norma, aseguran ambos diputados- se lleva a cabo de forma privada, lamentando que no existan mecanismos para que sea distinto.

Ante estas declaraciones, fue que al inicio de este espacio marcamos que tal parece que a los 21 diputados que conforman la actual Legislatura están más preocupados en aparecer en los medios de comunicación por la enorme cantidad de polémicas en que se han visto inmersos, que por discutir y aprobar leyes, y en ocasiones convertirse en gestores de las soluciones de los problemas que aquejan a los habitantes del distrito que se supone representan.

¿Será posible que retomen los diputados locales una postura seria y honesta, ante quienes en su momento creyeron en ellos para llegar hasta donde están y así cobrar lo que cobran de sueldo, compensaciones, apoyos y bonos? No lo sé, será cuestión de tiempo para ver qué sucede, pero mientras algo ocurre al respecto mejor quien esto escribe seguirá Balconeando. . .


* * *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.