Terrenos en Cabo San Lucas

Giran nueva orden de aprehensión contra el exgobernador Pablo Salazar

La nueva orden de aprehensión fue girada por el Juez Primero del Ramo Penal, según el expediente penal 138/2011, relacionado con el fallecimiento de dos niños, ocurridos entre noviembre de 2002 y enero del año siguiente en el Hospital General K de aquella ciudad de la región fronteriza de Chiapas.

La nueva orden de aprehensión fue girada por el Juez Primero del Ramo Penal, según el expediente penal 138/2011, relacionado con el fallecimiento de dos niños, ocurridos entre noviembre de 2002 y enero del año siguiente en el Hospital General K de aquella ciudad de la región fronteriza de Chiapas.

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., agosto 4 .- Un juez penal libró orden de aprehensión en contra del ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía por el presunto delito de homicidio doloso, derivado de la muerte de dos menores, fallecidos en un hospital de la ciudad de Comitán de Domínguez, a finales de 2002.

El ex gobernador aliancista (2000-2006) es procesado desde el pasado 14 de junio en el centro penitenciario El Amate del municipio de Cintalapa de Figueroa, por presunto peculado de 104 millones de pesos, asociación delictuosa, abuso de autoridad, ejercicio indebido del servicio público y abuso de funciones públicas.

La nueva orden de aprehensión fue girada por el Juez Primero del Ramo Penal, según el expediente penal 138/2011, relacionado con el fallecimiento de dos niños, ocurridos entre noviembre de 2002 y enero del año siguiente en el Hospital General K de aquella ciudad de la región fronteriza de Chiapas.

Por el presunto delito, la Procuraduría General de Justicia del Estado en Chiapas (PGJE) señaló que el ex gobernador podría enfrentar una pena de 20 años de prisión. Además de los dos bebés fallecidos, existen 24 averiguaciones previas más por la muerte de recién nacidos durante ese periodo en el mismo hospital comiteco, las cuales fueron iniciadas en ese periodo.

La PGJE informó que el expediente penal que se le integra a Salazar Mendiguchía, lo conforman declaraciones de 41 servidores y ex servidores públicos, conclusiones de exámenes de necropsia, periciales y contables a dicho nosocomio, “lo que permitió determinar que, entre otras cosas, existía una grave deficiencia en equipamiento médico, recursos humanos, medicinas y sanidad”.

En torno al caso fueron documentadas diversas irregularidades de orden legal y normativo.

Entre éstas, precisó la autoridad judicial, que la madre de los gemelos Jesús Alejandro y Gerardo, Concepción Alfaro Zamorano, se inconformó ante el Ministerio Público por la determinación del no ejercicio de la acción penal de la averiguación previa, iniciada en 2002.

A partir de ahí se iniciaron indagatorias para determinar la presunta responsabilidad de diversos servidores públicos involucrados en el suministro y ejecución de los recursos públicos que “hubieran permitido ofrecer servicios de salud de calidad”.

La PGJE expuso las declaraciones del ex director del Hospital General K de Comitán, Raúl Belmonte Martínez, quien puntualizó que desde que llegó al nosocomio gestionó para que se le dotara de recursos, pero éstos fueron recortados.

“En una reunión en Tuxtla Gutiérrez, el propio Pablo Salazar me dijo que no habría ningún tipo de apoyo económico para el hospital, después, en otro acercamiento, Ángel René Estrada Arévalo (ex secretario estatal de Salud) me hizo saber que el gobernador dijo que no suministraría ningún tipo de recurso al Hospital General K, ni para ningún otro hospital de Comitán de Domínguez, por tratarse de la tierra del ex gobernador Roberto Albores Guillén”, indicó.

Según la PGJE, dichas solicitudes no fueron atendidas, pese a que se contaba con recursos, de acuerdo al oficio SH/0035/2002 del 2 de enero de 2002, que informaba a Estrada Arévalo del presupuesto de salud estatal por mil 298 millones 835 mil 242 pesos.

La dependencia señaló que, en declaraciones, el ex jefe de la jurisdicción sanitaria 3 de Comitán de Domínguez, José Juan Solórzano Moguel, afirmó que ” en 2001 se gestionaron recursos con el secretario de Salud, y se denunció que las instalaciones del hospital estaban en pésimas condiciones, que no contaban con espacio suficiente para pacientes y la red de oxígeno no funcionaba”.

La PGJE indicó que desde antes de la muerte de los dos menores, ya se habían iniciado 24 averiguaciones previas por decesos de bebés a finales de 2002 y enero de 2003.

Asimismo, precisó que el ex fiscal general de justicia, Mariano Herrán Salvatti – también procesado, por diversos cargos penales- declaró que supo de esas muertes, “ante el inicio de diversas actas administrativas que debido a la presión pública fueron elevadas a averiguaciones previas.

“El gobernador Salazar Mendiguchía me ordenó que el Ministerio Público no profundizara mucho en las investigaciones que se estaban realizando por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado, en marzo del año 2003, con respecto a las causas que motivaron el fallecimiento de los bebés”, señaló.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.