Ya fue turnado el caso del diputado Ramón Alvarado a Justicia Partidaria del PRI
“Que yo sepa no, Ramón sigue siendo un diputado priista, que hay una queja en su contra es otra cosa. Una queja de algunos actos que los demás compañeros consideran como violatorio de algunos acuerdos, tomados internamente dentro de la Fracción, pero nada más”, dijo el líder del tricolor.
“Que yo sepa no, Ramón sigue siendo un diputado priista, que hay una queja en su contra es otra cosa. Una queja de algunos actos que los demás compañeros consideran como violatorio de algunos acuerdos, tomados internamente dentro de la Fracción, pero nada más”, dijo el líder del tricolor.

Respecto “a las acusaciones [de parte de sus propios compañeros de Fracción] que se le han venido haciendo [al diputado priista Ramón Alvarado Higuera] en los últimos días, en el sentido de que es un traidor a su partido”, Agapito Duarte Hernández, presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), indica que el asunto fue turnado a Justicia Partidaria del Estado, misma comisión que analizará, dará juicio y procederá conforme a estatutos de esta organización política, aunque “no hay tiempos fatales, como en el caso de los juicios civiles o penales”, por lo que cualquier resolución es atemporal, pero “dentro de los tiempos razonables”.

El presidente dijo desconocer el hecho de que Alvarado Higuera no se presentara el pasado martes 19 de julio en el Congreso del Estado a leer personalmente su pronunciamiento de defensa, donde se auto exime del pecado de traición (en cambio, el pronunciamiento fue informado por el diputado perredista Carlos Castro Ceseña), por lo que ante la opinión que se esperaba de él, acerca del hecho ocurrido, el presidente se limitó a insistir en que esperan que “sea Justicia Partidaria la que determine qué es lo que procede”.

A pesar de que todos saben que las medias y las uñas rotas se deben a que Alvarado Higuera emitió su voto, para la elección de la Mesa Directiva que entrará en funciones en el Segundo Período Ordinario de Sesiones de la XIII Legislatura, por la planilla número dos, “sugerida por el Partido Acción Nacional (PAN) y contraria a la acordada por sus compañeros del PRI, en la que se le propuso como Vicepresidente, explicando que le era imposible votar de otro modo, pues ‘ilógico hubiera sido votar en contra de mí mismo’”, Duarte Hernández asegura que no sabe “con precisión” cuáles son las causas por las que miembros del Partido que él preside en la entidad se encuentran en discordia.

Referente a los rumores de pasillo que hablan acerca de una posible adherencia del diputado priista al PAN, Duarte Hernández explica que en lo que a él respecta, Ramón Alvarado es priista. “Que yo sepa no, Ramón sigue siendo un diputado priista, que hay una queja en su contra es otra cosa. Una queja de algunos actos que los demás compañeros consideran como violatorio de algunos acuerdos, tomados internamente dentro de la Fracción, pero nada más”.

¡Comparte!

* * *