Y la primavera llegó a El Pescadero
Así, comienza una primavera más para esta comunidad como para muchas en todo el país en las que la primera estación del año y la remembranza del “Benemérito de las Américas” se ha fundido en un solo festejo que refleja la alegría intrínseca de un pueblo mexicano que nunca parece estar demasiado agotado o preocupado o empobrecido, para celebrar.
Así, comienza una primavera más para esta comunidad como para muchas en todo el país en las que la primera estación del año y la remembranza del “Benemérito de las Américas” se ha fundido en un solo festejo que refleja la alegría intrínseca de un pueblo mexicano que nunca parece estar demasiado agotado o preocupado o empobrecido, para celebrar.

Miembros de la comunidad costera de El Pescadero en la delegación de Todos Santos realizaron ayer su festejo de la llegada de la estación.

En un ambiente familiar y de festejo los jóvenes y los no tanto, realizaron actividades de difusión de la salud preventiva, culturales como un concurso de dibujo para más pequeños y la pinta de un mural colectivo en el centro de esta bella población dedicada al cultivo de hortalizas y la pesca.

Los organizadores del evento con el apoyo de los miembros de la subdelegación municipal, la Secretaría de Educación Pública del estado y miembros de la sociedad civil organizada establecieron como punto de reunión el parque aledaño a la escuela primaria Emiliano Zapata para, frente al busto de Benito Juárez realizar tablas gimnásticas y la difusión de información de interés para la comunidad.

Destaca la participación de jóvenes que, interesados por mantener la belleza natural de esta comunidad transmitieron su preocupación por los daños en que provoca a los abundantes recursos hídricos de El Pescadero, la contaminación, algo que creen que podría verse agravado con la materialización de los proyectos de extracción a cielo abierto de minerales en las inmediaciones de la sierra de La Laguna , región de donde los acuíferos de El Pescadero como de toda la Región de Todos Santos recargan anualmente sus reservas.

En este tono fue pintado un mural que patenta la profunda relación que el pueblo de El Pescadero tiene con el fruto de su tierra a través del trabajo agrícola y ganadero.

Así, comienza una primavera más para esta comunidad como para muchas en todo el país en las que la primera estación del año y la remembranza del “Benemérito de las Américas” se ha fundido en un solo festejo que refleja la alegría intrínseca de un pueblo mexicano que nunca parece estar demasiado agotado o preocupado o empobrecido, para celebrar.

http://www.youtube.com/watch?v=BvC6xSEQR-o

¡Comparte!

* * *