Terrenos expropiados para vivienda social terminaron en manos de funcionarios y empresarios

Héctor Miranda