No todos los comerciantes han recibido préstamos programados a los afectados por el huracán Jimena

Bastante mal se encuentra el comercio de la localidad, el cual ha sido afectado seriamente debido a diversas situaciones que van desde la crisis financiera local, regional e internacional, hasta los afectados por los huracanes que han caído en la región en los últimos años, señalan empresarios entrevistados por El Peninsular. Como ejemplo, a pesar del pequeño repunte que hubo en días pasados por el cruce de turistas con motivo de semana santa, estos en su mayoría no llegan a las comunidades.

Los empresarios gasolineros explican que la venta de combustible, en comparación a años anteriores ha sido pésima, debido a la crisis económica que afecta a los habitantes de la región y al poco turismo que viene, lo cual afecta seriamente a las poblaciones, ya que escasea el circulante económico y con ello se ven dañadas las familias muleginas, que cada vez están mas deteriorados los ingresos familiares, ante la falta de empleo.

Expresan que la falta de empleo es agobiante para las cientos de familias que se encuentran en esta situación, por ello se hace importante que el gobierno del estado se de a la tarea de apoyar a los pequeños y medianos empresarios que no fueron beneficiados con los préstamos que debieron haber recibido al igual que otros afectados por el huracán “Jimena”, y si por alguna razón no cumplieron con los requisitos que se solicitaron, debe dárseles un asesoramiento para que logren el objetivo y regularicen el funcionamiento de sus negocios.

Aunque expresan que a mas de seis meses la ayuda para reinstalar o volver a poner en operaciones los negocios ya no es tan necesaria, ya que la mayoría de ellos quebraron o pidieron prestado, sin poderse recuperar de la adversa situación que viven.

Otro asunto que realmente preocupa es que en la región todavía no llega el calamar que es una especie marina que con su captura, procesamiento y comercialización, beneficia a miles de familias del sur del municipio mulegino y que por alguna razón cuando hay, en otros lugares lo pagan bien y cuando llega a esta región le bajan el precio.

¡Comparte!

* * *