Son irresponsables los empresarios de Cabo Riviera

Héctor Miranda