Sólo un permiso le falta a Concordia para iniciar actividades mineras
Héctor Araya, director General de la empresa Concordia reconoció la posición democrática que mantiene la actual  legislatura además de señalar que todo mundo se puede equivocar, enfocándose en la ley que aprobaron los diputados donde prohíben la minería a cielo abierto, misma que abarca esferas federales por lo cual no es válida.
Héctor Araya, director General de la empresa Concordia reconoció la posición democrática que mantiene la actual legislatura además de señalar que todo mundo se puede equivocar, enfocándose en la ley que aprobaron los diputados donde prohíben la minería a cielo abierto, misma que abarca esferas federales por lo cual no es válida.

Tras señalar que en lo que a respecta a  permisos el único que les falta y está ya en trámite es el cambio de uso de suelo, pues la empresa Concordia tiene ya todas las otras autorizaciones para proceder con la activación del proyecto, Héctor Araya confió en que ya se sortee el último tramo para dar paso a la construcción de la obra.

En reunión con representantes de los medios locales donde expresó la disponibilidad y apertura de la empresa minera para mantener diálogos con los representantes de quienes están en contra de su proyecto minero, Héctor Araya, director General de la empresa Concordia reconoció la posición democrática que mantiene la actual  legislatura además de señalar que todo mundo se puede equivocar, enfocándose en la ley que aprobaron los diputados donde prohíben la minería a cielo abierto, misma que abarca esferas federales por lo cual no es válida.

Enfatizó que a los señalamientos hechos por las diferentes ONG ambientalistas sobre las bases científicas ellos han respondido con estudios a todas esas inquietudes y respecto a la postura del Gobernador Narciso Agúndez, quien manifestó estar en contra de las minerías señaló que no cree que el gobierno se esté manifestando en contra de las minerías, lo único que el gobierno dice es estar en contra de proyectos que no sean sustentables.

¡Comparte!

* * *