Sin agua las colonias de la periferia. Las pipas son insuficientes

Héctor Miranda