Según el alcalde, el Ayuntamiento cabeño superó sus propias metas

Héctor Miranda