Se mantiene la política de controlar a los vendedores

Héctor Miranda