Se da una tregua “la grilla” en la burocracia paceña

Héctor Miranda