Que no esperen los arribistas que el PRI, los llame

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!