Proteger las ballenas para el desarrollo

Rodrigo Rebolledo

A Japón, Noruega e Islandia se les podría permitir la pesca ballenera comercial después de 24 años, ello puede acarrear consecuencias imprevistas para las comunidades de Vizcaíno: Micheline Cariño

Las Lagunas Ojo de Liebre y San Ignacio, dentro de dicha reserva llevan años implementando programas de desarrollo comunitario centrado en la conservación.

Las Lagunas Ojo de Liebre y San Ignacio, dentro de dicha reserva llevan años implementando programas de desarrollo comunitario centrado en la conservación.

La Paz, BCS – En el marco de el Seminario del Posgrado de Ciencias del Marinas y Costeras, Micheline Cariño, al exponer su conferencia Aportes de la Historia Ambiental a un Modelo de Desarrollo Basado en la Conservación, utilizó como ejemplo el caso de la comunidades sudcalifornianas que hacen del avistamiento de ballenas en el santuario ballenero de Vizcaíno su forma de vida.

La doctora universitaria, especialista en historia ambiental y miembro del Sistema Nacional de Investigadores comunicó su preocupación por el medio de vida en que se desenvuelven estas comunidades dada la posibilidad de una apertura en la industria ballenera después de más de 20 años de prohibición internacional para la pesca de cetáceos.

La reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en Marruecos a realizarse en junio de este año tiene en su agenda l la aprobación de cuotas para la pesca comercial aborigen de cetáceos, permitiendo a Japón Islandia y Noruega pesca limitada de mamíferos marinos.

Hoy en día, a pesar de una moratoria firmada en 1986 que establece la pesquería ballenera “exclusivamente para propósitos científicos” y la presión de grupos ambientalistas, cientos de ballenas son asesinadas para su comercialización por flotas de Japón Islandia y Noruega.

El santuario de la ballena gris en el desierto de Vizcaíno es un área protegida considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1993 por ser el centro reproductivo de la población mundial de ballena gris.

Las Lagunas Ojo de Liebre y San Ignacio, dentro de dicha reserva llevan años implementando programas de desarrollo comunitario centrado en la conservación. Las comunidades que viven del avistamiento de ballenas y el manejo de su población podrían verse gravemente afectadas por la desaparición de estos importantes animales indicadores de la salud de los ecosistemas marinos.

Una comisión especial de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales se encuentra actualmente en la reunión anual de la Sociedad Mexicana de Mastozoología Marina en Xalapa, Veracruz. Los acuerdos producto de la reunión serán opuestos como la postura mexicana ante la CBI en su próxima reunión en Agadir, Marruecos en Junio del 2010. (Con información de Reuters, SEMARNAT y UABCS).


* * *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.