Prevé la reunión del G-20 una seguridad extrema

Héctor Miranda