Preocupante que los arroyos se utilicen como basureros clandestinos

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!