Preocupa a invasores del Caribe que sus predios no puedan ser regularizados

Héctor Miranda