Para un fin de año, el cine se convierte en una buena opción

Héctor Miranda