El Juzgado II de distrito le concedió el tercer amparo que le ordena a la autoridad laboral local la reapertura del hotel por inexistencia de la huelga; saquean el inmueble ante la indiferencia de las autoridades que se niegan a intervenir: Coppola

 A un año cinco meses de estallada la huelga en el Hotel Los Arcos, la empresa que administra el inmueble recibió el pasado 05 de abril del 2010 el tercer amparo por parte de la justicia federal, en el cual se ordena a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje la reapertura del hotel en razón de haberse allanado -aceptado las peticiones del sindicato de trabajadores gastronómicos- quienes indebidamente reclaman el pago de salarios caídos, esperándose el acatamiento de la autoridad laboral y que ésta pueda cumplir con el mandato judicial para posteriormente realizar los trabajos previos a la reanudación de operaciones de la empresa.

El Juez II de distrito del Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito con sede en esta ciudad capital, le concedió a la empresa Hoteles y Turismo de Baja California Sur el amparo No. 1215/2009 que la absuelve del pago de salarios caídos porque la huelga estallada el 21 de noviembre del 2008 no es imputable a la empresa, señaló el director general de la compañía, Mario Coppola.

Durante conferencia de prensa celebrada la tarde de ayer, explicó que la empresa recurrió al allanamiento de manera oportuna, es decir, aceptó los términos que solicitaban los trabajadores gastronómicos mientras el hotel se encontraba en operación, más aún así la Junta Local de Conciliación y Arbitraje les permitió el estallamiento de la huelga que no es legal, de acuerdo al amparo otorgado por la justicia federal.

Hizo hincapié en que la empresa no está obligada al pago de salarios caídos, toda vez que la liquidación de cada trabajador está depositada en la Procuraduría del Trabajo, además de que existe un allanamiento por parte del Hotel Los Arcos, lo cual no lo obliga al pago de esos salarios caídos en razón de que en dicho allanamiento existen compromisos establecidos y acordados por el sindicato gastronómico y la empresa.

Coppola refirió también que lamentablemente existe otro grave problema el cual parece está causándole serios daños al inmueble ubicado en paseo Alvaro Obregón y Rosales, toda vez que está siendo víctima saqueos de muebles y otros objetos, mientras que los trabajadores no han permitido además darle mantenimiento al hotel que se encuentra en un estado deplorable.

Dijo se han presentado las respectivas denuncias, pero las autoridades policiacas se han negado a intervenir, incluso no han permitido que la fuerza pública acompañe a trabajadores de confianza para que éstos pudieran realizar trabajos de remozamiento y mantenimiento.

¡Comparte!

* * *