No viola la propaganda política las normas que el IFE señala: Imagen Urbana

Pamela Padilla Soto

El arquitecto Sotelo indicó, que por la imagen urbana del destino y ante la realización de la cumbre del G-20, en conjunto con empresarios, han sostenido mesas de trabajo en las que hicieron llegar una carta a la vocal ejecutiva del IFE en Baja California Sur, Marina Garmendia Gómez, para que hagan respetar las leyes de propaganda política a los candidatos y partidos.
El arquitecto Sotelo indicó, que por la imagen urbana del destino y ante la realización de la cumbre del G-20, en conjunto con empresarios, han sostenido mesas de trabajo en las que hicieron llegar una carta a la vocal ejecutiva del IFE en Baja California Sur, Marina Garmendia Gómez, para que hagan respetar las leyes de propaganda política a los candidatos y partidos.

 A diferencia de la propaganda política que se utilizó en campañas anteriores, en la actualidad es raro ver banderitas en los postes, pintas en bardas o carteles por las calles, lo de hoy son los grandes remolques, las calcas en el transporte público y los apellidos de los candidatos con letras gigantes sobre predios, muy al estilo el letrero de Hollywood, en California o el de la colonia Pedregal, en Cabo San Lucas.

 “Realmente la publicidad política no están violando los lugares permitidos, desafortunadamente pues sí nos toca ver que todo está en el corredor; pero sí se han atenido a las reglas”, manifestó Marcelino Sotelo, director Municipal de Imagen Urbana.

 En cuanto a propaganda política, agregó que el reglamento de la dependencia de la que es titular, contempla que previo, durante y después de las campañas electorales, se deberán remitir a las normas que señala el Instituto Federal Electoral, IFE o el Instituto Estatal Electoral, IEE en su caso.

 También señala, que se podrán buscar acuerdos con partidos políticos y con la autoridad electoral, para respetar una limpieza de propaganda política y un orden de precampaña, campaña, tiempos electorales y para el retiro de la publicidad.

 El arquitecto Sotelo indicó, que por la imagen urbana del destino y ante la realización de la cumbre del G-20, en conjunto con empresarios, han sostenido mesas de trabajo en las que hicieron llegar una carta a la vocal ejecutiva del IFE en Baja California Sur, Marina Garmendia Gómez, para que hagan respetar las leyes de propaganda política a los candidatos y partidos.

 El oficio de respuesta hace referencia al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales en su artículo 236, el cual señala “no podrán colgarse en elementos del equipamiento urbano, ni obstaculizar en forma alguna la visibilidad de los señalamientos que permitan a las personas transitar y orientarse dentro de los centros de población; no podrá fijarse o colgarse en elementos del equipamiento urbano, carretero, ferroviario, ni en accidentes geográficos cualquiera sea su régimen jurídico y no podrá colgarse, fijarse o pintarse, en monumentos o edificios públicos”.

 También indica, que sí puede colgarse o fijarse en el interior o exterior de inmuebles de propiedad privada, bardas y fachadas, siempre que haya un permiso escrito del propietario y no se encuentre en áreas de monumentos históricos.

 En ese mismo artículo se señala, que de existir alguna queja al respecto, sólo las autoridades electorales competentes, podrán ordenar el retiro de la propaganda electoral contraria a esta norma, por lo que el director de Imagen Urbana de Los Cabos puntualizó, “son cosas que ya están por ley y no podemos intervenir más allá de dar nuestras recomendaciones”.

 Por lo cual, aunque Sotelo admitió haber recibido quejas de algunos comerciantes, sobre todo de Cabo San Lucas, la dependencia de la que es titular no tiene injerencia en estas decisiones, por lo que se les explica lo anterior y son referidos al IFE.

Peninsular Digital platicó con algunos ciudadanos acerca de la propaganda electoral y aunque la mayoría refirió no estar de acuerdo con la publicidad, otros como la señora Martha Cortés piensan, “que se va a hacer menos basura, entonces pues está mejor”.

 Al contrario de lo que opina el señor Jorge Borbor, quien comentó que los remolques, no sólo le parecen peligrosos también deprimentes, “no me gusta la propaganda populista, las campañas deben ser en lugares públicos masivos y no dañar la imagen urbana, que no nos hace ver como el destino que queremos proyectar”, finalizó.

¡Comparte!

* * *