No son tardados los juicios de adopción, lo es la liberación de la patria potestad

Pamela Padilla Soto

“Tratamos de enseñarle a la gente la realidad de los procesos y ahorita no tenemos niños pequeños, sólo grandes, no es imposible, pero el DIF estatal está apoyando en crear familias, por medio de la creación del Curso para Padres Adoptivos, el cual ayuda a las parejas a saber cómo enfrentar problemáticas futuras, como con los hijos propios”, Sobeyra Ramírez Amador, Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia de BCS.

“Tratamos de enseñarle a la gente la realidad de los procesos y ahorita no tenemos niños pequeños, sólo grandes, no es imposible, pero el DIF estatal está apoyando en crear familias, por medio de la creación del Curso para Padres Adoptivos, el cual ayuda a las parejas a saber cómo enfrentar problemáticas futuras, como con los hijos propios”, Sobeyra Ramírez Amador, Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia de BCS.

 El jueves 31 de mayo y viernes 1 de junio, a través del Sistema DIF Estatal, la procuradora de la Defensa del Menor y la Familia de Baja California Sur, Sobeyra Ramírez Amador y su equipo de trabajo, aclararon algunos mitos y realidades en torno a la cultura de la adopción y levantaron solicitudes de parejas interesadas del municipio de Los Cabos.

 La abogada Ramírez Amador, aclaró que el juicio de adopción no es tardado, máximo dura seis meses, el proceso que resulta largo es la situación legal de liberar a los menores de la patria potestad de sus padres, por lo que aseveró, trabajan sobre los niños que ya pasaron por este proceso jurídico, que son 30 niños, de 6 a 17 años.

 “Mucha gente me dice tengo tres años, cuatro años que levanté solicitud, pero me están hablando de un niño de meses y desgraciadamente, no va a ser rápido que se libere un niño de meses, cuando se libere ya va a tener a lo mejor dos, tres años, estamos hablando que es muy difícil, a lo mejor no imposible, pero sí muy difícil que un niño de meses esté disponible para adopción”, manifestó la procuradora Ramírez.

 Explicó que los niños que llegan a Casa Cuna, son por un resguardo que hace el ministerio público, debido a algún delito que se cometió en su contra, por lo que se tiene que integrar una averiguación previa y acreditarse el delito, entonces es cuando el juez determina si les quita o no la patria potestad a los padres, cuando se dice que está liberado y puede iniciarse el juicio de patria potestad.

 Pero el proceso no para ahí, se busca a la pareja idónea para cada niño y en base a dicha preasignación, la mesa técnica del Consejo Estatal para las Adopciones, votan y dan un veredicto, para luego trabajar en las visitas internas, externas y después pasar a la convivencia de un mes.

 “En la preasignación trabajamos con las características de los adoptantes y las del niño y empezamos a trabajar con ellos; no se conocen hasta el primer régimen de visitas, jamás antes del procedimiento, tiene que ser en el momento de inicio de las visitas. Antes de esto sólo saben algunas características”, sostuvo la abogada Ramírez.

 Incluso los siete menores que se acomodaron en familias el pasado mes de enero, tendrán que ser, a lo largo de un año, periódicamente visitados por miembros del comité, justamente pensando en su bienestar, pues siempre se piensa en los niños.

 Si hubiera rechazo por parte del menor a la pareja, esta tendría otra oportunidad para entrar a un nuevo juicio de adopción, pero si la pareja rechaza al niño, no podrá volver a iniciar dicho proceso, destacó Ramírez.

 Para levantar una solicitud de adopción, se debe hacer una cita con la doctora Martha, trabajadora social de la Casa Cuna, al teléfono 612 12 4 38 58, en la ciudad de La Paz, donde cabe destacar este próximo 20 y 21 de junio, realizarán otro encuentro con la sociedad.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.