No le gustó al Cabildo la declaración del director general de CONAGUA

Héctor Miranda