No es motivo de alarma la contaminación en escuela josefina: Salud municipal

Pamela Padilla Soto

La directora municipal de Salud, Xóchitl Esmeralda Ochoa Mendivil explicó que las bacterias coliformes fecales existen en todos lados, pero que ante el resultado de tales acciones, Oomsapas de Los Cabos, cloró los sistemas de agua, mientras la Coepris recomendó hacer el lavado de tinaco o cisterna, aunado a que los que manejen la preparación de alimentos aplicaran las correctas medidas higiénicas, sobre todo en alimentos crudos como salsas o aguas frescas y que desinfecten las verduras.
La directora municipal de Salud, Xóchitl Esmeralda Ochoa Mendivil explicó que las bacterias coliformes fecales existen en todos lados, pero que ante el resultado de tales acciones, Oomsapas de Los Cabos, cloró los sistemas de agua, mientras la Coepris recomendó hacer el lavado de tinaco o cisterna, aunado a que los que manejen la preparación de alimentos aplicaran las correctas medidas higiénicas, sobre todo en alimentos crudos como salsas o aguas frescas y que desinfecten las verduras.

 La directora municipal de Salud, Xóchitl Esmeralda Ochoa Mendivil aclaró que la problemática que se suscitó en la escuela primaria Jacinto Rochín Pino, en San José del Cabo, donde se encontraron bacterias coliformes fecales en alimentos de la cocina y agua de los bebederos, era un oficio dirigido a los directores, en orden de  realizaran acciones de saneamiento básico en sus instalaciones, más no era una cuestión alarmante como para suspender clases.

 “Fue un oficio interno, no era para que estuviera en manos de los padres de familia o alguien que no entendiera estos términos que utilizó Coepris que eran acciones de saneamiento básico; no por ocultarle la información, pero era necesario informar al director que su cooperativa y sus bebederos estaban contaminados; no era para alertar a los padres de familia, porque no estamos ante un brote epidemiológico”, sostuvo Ochoa Mendivil.

 Agregó que tras las lluvias, hubo problemas en la red de drenajes, lo que hizo que las aguas negras corrieran por las calles, invadiendo viviendas y escuelas, pero que particularmente en la Jacinto Rochín que fungió como albergue, por instrucción de la Dirección de Salud y el Comité de Protección Civil, se sugirió hacer un muestreo de aguas con la Coepris, como medida preventiva y no específicamente porque existiera el problema en dicho instituto.

 Explicó que las bacterias coliformes fecales existen en todos lados, pero que ante el resultado de tales acciones, Oomsapas de Los Cabos, cloró los sistemas de agua, mientras la Coepris recomendó hacer el lavado de tinaco o cisterna, aunado a que los que manejen la preparación de alimentos aplicaran las correctas medidas higiénicas, sobre todo en alimentos crudos como salsas o aguas frescas y que desinfecten las verduras.

 Aseguró que solicitará a la Dirección Municipal de Educación y a la SEP, que tomen en consideración la cancelación de los bebederos de las escuelas, pues desde hace muchos años no deberían de existir, sino mecanismos más óptimos como el contar con garrafones de agua potable o que los mismos padres de familia manden a sus hijos con sus termos.

 Dio a conocer que Ramón Rubio, director de Operaciones de Oomsapas Los Cabos, ha estado muy al tanto y tomando muestras diarias, dando como última notificación que el agua que entra a la escuela está dentro de los lineamientos de calidad de agua para ser potable, por lo que pidió la colaboración de los padres de familia para que no estén con esta alarma y permitan que sus hijos sigan recibiendo las clases.

 A raíz de lo anterior y en conjunto con la Coordinación Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), el verificador sanitario Javier Palma, la mañana del viernes 7 de septiembre impartió un curso de buenas prácticas y sanidad en el manejo de alimentos, a directores, manejadores de alimentos de las cocinas y cooperativas de escuelas y guarderías de la cabecera municipal.

 “Son temas muy importantes, tenemos el manejo higiénico de alimentos, instalaciones físicas, manejo y conservación de los alimentos y se va a instruir sobre la norma oficial mexicana que es la 251, que maneja prácticas de higiene y sanidad, es lo que se está capacitando a los manejadores de alimentos de las escuelas”, finalizó la doctora Ochoa.

¡Comparte!

* * *