No debe la inseguridad detener la llegada del G-20

Héctor Miranda