Terrenos en Cabo San Lucas

Niparajá 20 años de labores de limpieza hasta protección de Balandra, la Sierra de la Laguna y Cabo Pulmo

Niparajá ha participado en acciones como el Colectivo Balandra, que buscó y logró el decreto municipal que ubica a dicha zona como área protegida, al igual que participa en la campaña actual que se pronuncia en contra del proyecto de minería a cielo abierto que se pretende realizar en Paredones Amarillos, dentro de la reserva de la biósfera Sierra de la laguna.

Niparajá ha participado en acciones como el Colectivo Balandra, que buscó y logró el decreto municipal que ubica a dicha zona como área protegida, al igual que participa en la campaña actual que se pronuncia en contra del proyecto de minería a cielo abierto que se pretende realizar en Paredones Amarillos, dentro de la reserva de la biósfera Sierra de la laguna.

20 años de voluntad por la conservación del patrimonio natural, de concientización, lucha y trabajo comunitario celebró la organización ecologista Niparajá el pasado sábado 4 de diciembre, en el Centro Cultural la Paz.

Niparajá ha participado en acciones como el Colectivo Balandra, que buscó y logró el decreto municipal que ubica a dicha zona como área protegida, al igual que participa en la campaña actual que se pronuncia en contra del proyecto de minería a cielo abierto que se pretende realizar en Paredones Amarillos, dentro de la reserva de la biósfera Sierra de la Laguna. Así también, pertenece a grupos como Cabo Pulmo Vivo, “en contra de desarrollos que no cumplen el marco legal”, como Cabo Cortés.

El director ejecutivo de Niparajá, Roberto López Espinosa de Los Monteros, adelantó que para el 2011 seguirán con sus programas de conservación, con planes de compra de tierras para este fin, sobre todo en la zona circunscrita de El Mechudo a Agua Verde, en el norte de la entidad, al igual que ordenamientos territoriales en comunidades tales como Las Ánimas,  proyectos de pesquería sustentable y “el de Agua, que está creciendo, enfocado primero en la cuenca de La Paz. Buscar diálogo, buscar mejora de políticas para que la gente conozca de dónde viene el agua, cuál es la problemática del agua de La Paz y qué se puede hacer para mejorar esta situación, que es un recurso limitado”.

La fecha fue de festejo total, desde las 5 de la tarde llegaron los más de 300 invitados que desfilaron entrando y saliendo del Centro Cultural hasta casi la media noche, con música (a cargo de Samantha Rae), baile, comida y bebida. Personas de Agua Verde, Sierra la Giganta, Las Ánimas, Guadalupe, Cabo Pulmo y otras comunidades estuvieron presentes dando su testimonio, compartiendo acerca de la experiencia que ha sido trabajar con Niparajá. Se dieron cita investigadores del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar), del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), al igual que autoridades de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y del municipio, como la licenciada Bertha Montaño Cota, directora general de desarrollo municipal del H. XII Ayuntamiento de La Paz, y el Dr. Félix Fernández González, delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), asimismo Enrique Hambleton, fundador y miembro del consejo directivo de la organización.

Como lo explicó Espinosa de Los Monteros, el nacimiento de Niparajá puede dividirse en dos etapas, del año 1990 al año 2000, y del 2000 al 2010. “Los primeros diez años con una participación de quienes forman Niparajá […] consejeros sudcalifornianos que inician con un trabajo voluntario, con acciones muy simples, como campañas de limpieza en la playas de La Paz y en la isla Espíritu Santo […] en el 2000 ven la necesidad de tener un personal y viendo el reto que esto significa se empieza a contratar personal y a partir de ahí es que Niparajá empieza a crecer y a tener sus programas principales, que son agua y tierra”.

Esta segunda etapa se ha enfocado principalmente en la promoción, fortalecimiento, seguimiento y evaluación de áreas naturales protegidas, “trabajo en la comunidad, tanto en los ranchos como con los pescadores y con los ciudadanos, buscando cada vez involucrarlos más para participar e involucrarse con la toma de decisiones que tiene que ver con el medio ambiente, para mantener lo que a Baja California Sur distingue, que es la naturaleza”, subrayó Espinosa de Los Monteros.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.