Ni se molesta el Ayuntamiento en asegurarse de la calidad de desarrollos inmobiliarios

Héctor Miranda