El rumor en la cabecera municipal es cosa ya común

Mulegé en llamas… 

Desde que fue Presidente Municipal de Mulegé, demostró que no tenía la medida para esa responsabilidad. En su gobierno (2005-2008), hizo pedazos dependencias como la Dirección General de Desarrollo que había sido la estrella que más había brillado en la administración del Alcalde anterior. OOMSAPA que en el trienio anterior (2002-2005) había logrado recaudar hasta el 98 % de las cuotas de agua, fue entregado aun inexperto que lo llevó a la quiebra. La Dirección de Seguridad y Tránsito nunca estuvo más cerca de lo ilegal. El Deporte Municipal tuvo retrasos inimaginables y, depredó en los presupuestos de la Dirección de Obras Públicas y el CATASTRO, mientras la cultura perdió premios florales de enorme tradición y trascendencia cultural como el de Alan Gorosave en la Heroica Mulegé y el de fundación en la cabecera municipal.

Todo justificado con el pago oportuno a una minoría laboral.

Fue un caos que tuvo su incubación en los avatares del noventa y nueve, cuando el autoritarismo que siempre se le endosó al PRI, se instituía en Baja California Sur, para no irse hasta el día de hoy y que se manifiesta –entre otros rubros-, en la programación, priorización y ejecución de la obra pública.

El parque Morelos en Santa Rosalía, donde se utilizó en la transportación de materiales y, en –en parte- de la misma construcción, a un testaferro del emperador, es una pequeña muestra.

Hoy con quien fuera reprobado y –literalmente- retirado de la política en las pasadas elecciones, pero que aún gobierna -de facto a través de su cónyuge- en Mulegé, las cosas no han sido diferentes, más bien han sido peor. Y no tienen que ser diferentes ante una manera de ser, ante una conducta y una visión depredadora de los bienes públicos para vivir como rey.

El mal aumenta con el poder.

Aquella vez pasó lo mismo que está pasando hoy. Al culminar su gobierno, fueron rematados predios de importante valor estratégico y económico para el erario y el patrimonio de los muleginos, como el famoso lugar denominado Santa María, donde se localizaba el único aeródromo del lugar, una enorme playa con orilla de diminutos cantos rodados que la hacen fresca y relajante, y que era visitada por las familias cachanas, entre otras lindezas, como la venta testaferra, nepotista y oficialista (vendida a presta nombres, familiares y funcionarios públicos) de las mejores áreas de lugares como Los Frailes, también áreas destinadas para zonas verdes en la Colonia Chapultepec (colina del lado carretero sobre el estero El Morro) y el lugar donde se construía el fallido proyecto de la Casa del Estudiante Mulegino, el que dicho sea de paso,  se comió solo y volvió a la vida a un constructor en desgracia.

Aquella ocasión, al salir de la máxima responsabilidad que puede tener un mulegino para con su pueblo, encabezó una rapiña que solo tiene parangón con la que él mismo -al ser quien lidera este fallido gobierno-, encabeza hoy.

Todos los muleginos pensamos que no nos merecemos lo que está pasando y, quien piense lo contrario, de vil castrado hombre tendrá que ser acusado.

Guerrero Negro se ha convertido un pueblo sin ley, donde los enfrentamientos entre delincuentes están a la orden del día y, lo peor, familias tradicionales en plena reyerta publica sin que exista un mediador o alguien que detenga lo que podría terminar en una masacre.

Guerrero Negro se encuentra a la deriva y colapsado el servicio público municipal.

El Valle de Vizcaíno, considerado el vergel de la zona norte de esta media península, con una autoridad que se desvalija sola y dejada a la deriva en materia de protección civil solo por una venganza electoral, ya que el próximo Alcalde es de esa ciudad y donde la propia sociedad civil, ante la incapacidad del gobierno municipal, organizó y le dio solución a un problema generado por la propia autoridad.

Sin ninguna duda un mensaje fascista… hitleriano.

San Ignacio en su soledad se lame las heridas causadas por un pequeño grupo leal al gobierno fallido y que le ha dado la espalda a su pueblo, mientras que la Zona Pacífico Norte sigue sin agua y a merced del acarreo del vital líquido en pipas, donde también tiene metidas las manos el dictador, mientras la heroica Mulegé vive en la anarquía, donde cualquiera cierra y abre accesos urbanos y veredas reales, sin respetar tradiciones, costumbres e identidades.

Santa Rosalía la minera… la centenaria, con sus playas negras y al borde de un ataque de nervios al ser invadida por el robo, la violencia, el abuso de poder, el tráfico de influencias y la paralización del servicio público al no contar las oficinas de gobierno con energía eléctrica. A cachanía solo la sociedad civil la podrá salvar del caos en estos días de rapiña e importamadrismo oficial.

¿O podrá usted hacer algo por nosotros señor gobernador Carlos Mendoza Davis?

Todavía recordamos como el gobierno municipal y adictos a sus quincenas incendiaron todo lo que significaba la administración que les antecedió. A tal grado que el mismísimo gobernador de BCS, Carlos Mendoza Davis, reformó la Ley y los “echó” del gobierno una semana antes de cumplir su mandato constitucional, bajo falsas declaraciones, verdades a medias, juicios “a priori” y acusaciones de desvíos y corrupción que nunca fueron comprobadas.

La toma de posesión del XV Ayuntamiento de Mulegé, fue el peor de los escenarios para el que se fue – a quien ni siquiera invitaron-, y  la apoteosis para el que llegó y, así daba inició el peor y más depredador de los gobiernos que ha sobrevivido Mulegé.

Para muestra basta un solo botón… Mulegé arde en llamas.

Mosaico Político

El rumor en la cabecera municipal es cosa ya común… sobre todo en el tema político y, principalmente por lo que viene… hay videntes en todas las esquinas, así como aquellos que se adjudican puestos y periodistas que ya no comunican lo que sucede, sino que predicen lo que va a suceder… todo un mosaico de especulaciones que revela lo poco que tenemos que hacer… el tema actual es el gabinete que conformará el Alcalde electo Felipe Prado Bautista… al respecto y con la cercanía que tenemos con el munícipe recién elegido, podemos comentar que no hay nada para nadie… en política un día es Juan y, al otro día es Jorge… la preocupación del Alcalde electo, si bien es cierto que analiza perfiles y coteja sus contextos, su prioridad en este momento tiene otro centro… hay por ahí ya trabajando un grupo de transición (con nombres y apellidos), que bien le podría dar un norte a los que les interesa el tema… de quienes estuvieron cerca  del proyecto ganador, se espera tranquilidad y mucha inteligencia… al pueblo, el firme propósito de que todos serán beneficiados con las políticas públicas que diseñará el nuevo Ayuntamiento… no hay otra cosa que no sea más que el firme propósito de gobernar para el bien de todos… “No concibo un Dios justiciero. ¿El infierno? No puede existir, sería tanto como pensar en un Dios vengador” (Gral. Roberto Cruz- supuesto ejecutor del Padre Pro en entrevista con Julios Scherer García. Fuente: manual de periodismo de Carlos Marín)

¡Comparte!

* * *