Quizás debiéramos dejar ya todo en el pasado

En que puedes ayudar cuando no sabes perder…

Con profundo cariño a mi querida nieta Damiana Zúñiga Loyola, en su séptimo cumpleaños

Quizás debiéramos dejar ya todo en el pasado. Hay quienes lo dicen para olvidar esos días que –para muchos ciudadanos-, se volvieron insoportables. Otros, para olvidar un sueño –guajiro-, que les ha costado mucho dinero a los muleginos y, nosotros,  de vez en vez,  también reflexionamos en eso, en dejar ya todo atrás, pero tenemos que seguir tocando el tema por el “cochinero” que siguen haciendo quienes administran el XV Ayuntamiento de Mulegé.

La elección fue el pasado primero de julio a lo que siguió, una serie de  reconteos de urnas donde, después del primer reconteo, hubo un ligero movimiento a favor de quien perdió la elección, pero  sin afectar el resultado. Después otro reconteo de solo cuatro casillas (84 básica, 85 básica, 109 básica y 104 extraordinaria 1),  sin que  nada extraordinario haya pasado.

 El Tribunal Estatal Electoral, validó pues –con este ejercicio-, el triunfo del ganador de la presidencia municipal de Mulegé, Felipe prado Bautista y, lo demás, es parte ya de una de las historias más cruentas y vulgares que hayan visto los muleginos en una campaña electoral, después de la guerra sucia que derivó  una –cuasi- guerra civil y que fue incubada en la presidencia municipal de Mulegé, donde aún tienen derecho de picaporte los anónimeros y los perfiles falsos que hicieron –y siguen haciendo-, el trabajo sucio en las redes sociales y que revelan parte de la decadencia de nuestro tejido social.

Y como olvidar si la propia excandidata no olvida que perdió una justa electoral y no reconoce al triunfador. Como olvidar cuando envía mensajes subliminales que suponen gobernará junto con quien la derrotó.

 Eso es grave, sobre todo en el tema de la inestabilidad emocional.

¿Qué es lo que tiene –o tendrá- que pasar para que la ex candidata panista reconozca con nombres y apellidos a quien le ganó a ley unas elecciones totalmente cargadas hacia ella y donde el derroche de dinero estuvo de su lado?

En su destierro –político-, que será cada día más lejano, quizás “le caiga el veinte”.

 La situación que vive el Municipio de Mulegé y particularmente lo que están haciendo a espaldas de los ciudadanos, no tiene parangón. Quizás de las cosas más graves –y viscerales- que están sucediendo, es no pagar cuentas y servicios para crearle un caos a quien los sucederá. Es increíble ver caminar como enano,  a quien se creyó un gigante.

Todos los días los muleginos nos enteramos  de una arbitrariedad, de un abuso o de algo injusto. El abuso persiste y la injusticia también. Aún en sus estertores no tratan –ni intentan siquiera-, en un acto de contrición popular,   hacer las cosas bien. Al contrario, la idea es generar desconcierto a través de privilegiar el desorden, el saqueo y la rapiña.

Todo esto, menos nos hace olvidar.

Y como olvidar pues, si el propio pueblo está viendo como sus gobernantes blanden la espada de la venganza contra su propio pueblo destruyendo todo y abandonando todo, menos lo que les resulte en beneficio económico. Como olvidar si todos hemos visto como las instituciones y las dependencias municipales fueron convertidas en agencias de empleo y cotos de poder donde no siempre estuvieron las mejoras personas.

La retroactividad de las leyes podría salvarlos de chirona, pero sus actos viscerales, quizás los encripte  políticamente para siempre, aunque ya vimos que con MORENA, al menos en BCS, resucitaron los muertos.

Mosaico Político

Mañana, miércoles 15 de agosto, el presidente municipal electo, Felipe Prado Bautista, podría dar a conocer algunos de sus principales colaboradores… Si los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, pensaran en un acto de justicia para Santa Rosalía BCS y que tuviera eco en los diputados electos de MORENA en BCS -donde serán mayoría-, pensarían en regresarle a los cachanos las instalaciones portuarias para su usufructo por medio de un Consejo de Administración Ciudadano o un organismo paramunicipal que lo administrara y que dejara de ser un coto de poder para los gobiernos estatales… Por cierto, Leonel Cota – en 1999- nos lo quitó y Leonel Cota nos lo debiera -ahora que revivió en el poder-, devolver… La realidad es que los éxitos se los llevan los fuertes y el fracaso los débiles, y eso es todo. Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.

¡Comparte!

* * *