Mosaico Político

De lo legal a lo inmoral

Francisco Pelayo Covarrubias financió los gastos de hospedaje y alimentación al selectivo de béisbol de primera fuerza de Mulegé para que asistiera al estatal de béisbol de la categoría el año pasado (2017), el cual se celebró en tierras del candidato perdedor al Senado de la república el pasado primero de julio.

Las autoridades de Mulegé “capotearon” la avalancha de críticas de la ciudadanía por no apoyar al selectivo de béisbol de primera fuerza, el que a la postre resultó campeón estatal (https://www.elsudcaliforniano.com.mx/deportes-local/mulege-regresa-al-trono-en-el-beisbol-de-primera-fuerza), mintiendo sobre la procedencia de los apoyos ya que se los adjudicaron cuando en la realidad, fue el “panchito” Pelayo quien soportó ese gasto, para después ser traicionado –en las elecciones del primero de julio-, por el neo-panismo mulegino a los pies de Pedro Osuna López.

No sería inmoral, sino abominable y criminal, encontrar facturas en la contabilidad municipal sobre el pago de apoyos para este evento.

Este año y apenas hace unos días, el XV Ayuntamiento de Mulegé recetó la misma dosis. Filtró entre sus empleados -y de sus empleados a la redes sociales-, que la asistencia del equipo campeón estatal de primera fuerza estaba resuelta. Sin embargo, ésta resultó ser otra mentira más, ya que el apoyo para gastos de hospedaje y alimentación de los peloteros muleginos, les fue negado rotundamente, teniendo que entrar a solucionar el problema el presidente municipal electo, Felipe Prado Bautista.

De ahí que debido a las gestiones de quien tomará posesión el próximo lunes de los corrientes como Alcalde de Mulegé en el periodo 2018-2021, el selectivo de béisbol de primera fuerza de Mulegé, irá a la ciudad de La Paz, BCS  a defender su título campeón estatal.

Actitudes como ésta, donde, quizás, la autoridad municipal no hace nada ilegal, pero si cae en lo inmoral, al mentir a su pueblo sobre la procedencia de los apoyos a quienes representan al pueblo de Mulegé en diferentes justas deportivas, fue “pan de cada día” en un gobierno que término mintiéndole a todos y  hasta mintiéndose entre ellos.

Otra mentira más se dio este diecinueve de septiembre, cuando el ciudadano Benito Aguilar Villavicencio fue a regularizar su lote que había sido afectado por el paso del acceso a la Colonia Imperial (parte alta de la Colonia Magisterial), ya que en la administración del XIV Ayuntamiento de Mulegé, había acordado que su lote se reubicaría en el mismo acceso, pero sobre su talud, explicándole –al afectado- de los beneficios que tendría al contar con drenaje, acceso, energía eléctrica entre otros servicios que como terreno rústico no tenía.

El ciudadano estuvo de acuerdo y, por cuestiones de tiempo, su reubicación no se dio en la pasada administración municipal (XIV Ayuntamiento), sin embargo, la actual administración (Sindico, Director de Catastro y Alcaldesa), fueron enterados de que uno de los predios que generó el talud del acceso a la Colonia Imperial, estaban comprometidos y bajo acuerdo con el afectado en mención para ser reubicado, cuestión que no sucedió, ya que por  la ambición que despertó  la propiedad, fue vendido a un tercero o adjudicado a un funcionario por la inmensa panorámica  que tiene hacia el golfo y el valor que adquirió. El nombre del nuevo propietario lo mantienen oculto a piedra y lodo.

La cereza del pastel podría resultar lo más oscuro de las trapacerías del actual gobierno municipal, al beneficiar a un empresario llantero de Guerrero Negro con un extenso terreno urbano en esa salinera población que tiene una superficie de treinta dos mil metros cuadrados (32 mil M2),y que tiene un valor real de un millón doscientos sesenta y cinco mil pesos ($ 1,265,000.00) tazándolo –para su venta- a solo seiscientos cincuenta mil pesos ($650,000). Es decir que el empresario negroguerrerense  se hará de un lote a la mitad de su costo.

Hasta aquí podría ser algo legal, si la Alcaldesa de Mulegé, hubiera primero pedido la autorización del Honorable Cabildo de Mulegé para enajenar ese bien o, curiosamente, ahora,  pagar una deuda de años como ellos lo justifican, sin embargo lo inmoral de esta operación se configura al realizar toda la operación el cónyuge de la munícipe sin tomar en cuenta al Cabildo municipal.

Habrán que revisar las autoridades que entrarán  a dirigir el nuevo gobierno de Mulegé lo legal de estas operaciones – si es que las aprueba el H. Cabildo- a partir del próximo martes, y  si existe diferencia entre el adeudo y el precio en el que le están dando las cuatro manzanas que suman más de tres hectáreas en zona urbana, al empresario llantero y, todavía más allá, si ésta diferencia en pesos y centavos, reitero, en caso de que exista, entre  a la hacienda municipal.

Con estos y otros escándalos que, aunque ellos alegan legalidad, pero que al ser actos que ofenden o afectan a terceros se vuelven inmorales, termina sus últimos días de gobierno el XV Ayuntamiento de Mulegé, el cual, se negó rotundamente a que hubiera una transición administrativa tersa y en buenos términos, toda vez que la autorización de la Alcaldesa, fue desechada por su cónyuge quien fue él que en realidad gobernó –e hizo de Mulegé su parcela de negocios turbios-, por el espacio de los tres años que duró este fallido mandato.

Mosaico Político

La venta de la servidumbre de paso que afectó el tránsito hacia la calle de una familia burócrata en la populosa colonia Nopalera, es uno más de los avisos a los que se prestó la tesorera municipal Iliana Montaño, quien con este acto inmoral, beneficio nada menos que a su suegra, dejando encerrada a una familia con niños de edad escolar que todos los días tienen que ir a la escuela y sus padres a trabajar… servirse de un cargo público para el enriquecimiento personal resulta no ya inmoral, sino criminal y abominable (Cicerón)

¡Comparte!

* * *