Más de 15 mil familias oaxaqueñas viven en Los Cabos

«Somos trabajadores, no nos gusta que nos discriminen» 

Comentó que el pueblo oaxaqueño está lleno de tradiciones y desde ahora ya se vienen preparando para las festividades de la virgen de Juquila que se conmemoran a partir del ocho de diciembre de todos los años, "pero ahora estamos preparando un festejo muy especial donde utilizaremos fuegos pirotécnicos en honor de la patrona".
Comentó que el pueblo oaxaqueño está lleno de tradiciones y desde ahora ya se vienen preparando para las festividades de la virgen de Juquila que se conmemoran a partir del ocho de diciembre de todos los años, "pero ahora estamos preparando un festejo muy especial donde utilizaremos fuegos pirotécnicos en honor de la patrona".

La comunidad de residentes oaxaqueños en Los Cabos sobrepasa las 15 mil familias oaxaqueñas que, en muchos casos vienen siendo objeto de discriminación y maltrato, señaló el señor Guillermo Amaya, quien agregó que ellos son «personas trabajadoras y sólo es eso lo que sabemos hacer, trabajar duro para llevar dinero y sostenimiento a nuestras familias».

Comentó que el pueblo oaxaqueño está lleno de tradiciones y desde ahora ya se vienen preparando para las festividades de la virgen de Juquila que se conmemoran a partir del ocho de diciembre de todos los años, «pero ahora estamos preparando un festejo muy especial donde utilizaremos fuegos pirotécnicos en honor de la patrona».

«Desde ahora ya estamos preparándonos» dice animado don Guillermo Amaya, entrevistado en el altar de la milagrosa virgen ubicado en la colonia El Zacatal. Por esa razón ya está gestionando instrumentos musicales para formar una orquesta que honrará con su música a la virgen.

«Queremos hacer los festejos como se hacen allá en nuestra tierra, con mucha música, cohetes, flores, bailables», dijo.

El nicho de esta milagrosa Virgen originaria del pueblo San Juanito en la sierra mixteca oaxaqueña, está ubicado sobre la calle Chávez Hermosillo y Margarito Sández Villarino.

A los oaxaqueños «nos une mucho la patrona, aquí es donde nos encontramos todos y nos conocemos, muchos de nuestros hijos ya son nacidos aquí en Los Cabos», comentó Guillermo Amaya, «la comunidad oaxaqueña sigue creciendo más y más bajo el cuidado de la virgen de Juquila».

Por eso pide mucho que se acabe con la discriminación y a los que los llaman despectivamente «oaxacos». Él dice: «sólo queremos que nos dejen trabajar, nosotros no somos gente mala, nos gusta vivir con honradez».

¡Comparte!

* * *