Más allá de los colores y partidos, los cabeños son primero en atención

Héctor Miranda