Plaza pública convertida en parque de diversiones
Plaza publica
Los juegos mecánicos que van con cobros de hasta cuarenta y cincuenta pesos, así como el pago de 20 pesos por diez minutos en un brincolín de dos niveles, ha dejado a los ciudadanos boquiabiertos.

Cabo San Lucas, Baja California Sur.- Lamentan ciudadanos que la plaza pública León  Cota Collins haya dejado por un lado el compromiso con los ciudadanos, y ahora el delegado haya rentado los espacios para que se instalen ahí todo tipo de negocios, incluyendo juegos mecánicos, con precios nada populares, para quienes acuden a dicha plaza con sus familias.

Los juegos mecánicos que van con cobros de hasta cuarenta y cincuenta pesos, así como el pago de 20 pesos por diez minutos en un brincolín de dos niveles, ha dejado a los ciudadanos boquiabiertos ante la situación que ahí se registra, cuando se había dicho, de un inicio, que el espacio, la plaza pública, sería un espacio para el disfrute familiar, ahora, el delegado, está rentando las áreas para el beneficio de los propietarios del negocio de los juegos mecánicos.

Ya algunos sectores de la población, e inclusive dirigentes de partidos políticos, criticaron estas acciones con anterioridad, sobre todo porque se trata de un área pública que fue  contemplada para el use y disfrute de las familias, pero sin costo alguno, y ahora la gente que acude con sus hijos se ve obligada a pagar el costo de los juegos mecánicos y otros servicios que ahí se ofertan, incluyendo alimentos y fritangas.

Al cuestionar a quienes están operando dichos juegos mecánicos, confirmaron que ellos están pagando un permiso a la Delegación Municipal, y que los costos de los juegos, para que los niños puedan pasearse, obedece al elevado costo del permiso, razón por la cual  estos van desde los 40 a los 60 pesos, según sea el tipo de juego.

En el caso concreto del brincolín de  dos niveles, este brinda un precio de 20 pesos por diez minutos de cada niño que se suba, y al cumplirse el tiempo, el menor tendrá que abandonar el espacio que, por lo regular, siempre está lleno.

¡Comparte!

* * *