Ocasiona Juliette paro técnico en pozos y desaladora

 planta desaladora

La planta desaladora reinició operaciones al 50%.

Los Cabos, Baja California Sur.-  La falta de energía eléctrica en diversos puntos de Los Cabos ha ocasionado que la infraestructura de extracción y distribución de agua potable trabaje sólo al 50%, incluso por recomendación técnica se tuvo que paralizar totalmente la planta desaladora de Los Cangrejos, por lo que se pide el apoyo y compresión de la población para las próximas 48 horas en que se tendrán problemas parciales en el suministro del vital líquido.

Así lo dio a conocer el titular del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos, José Manuel Curiel Castro, y destacó que la instrucción del alcalde José Antonio Agúndez Montaño es la de salvaguardar la infraestructura del OOMSAPASLC y no exponerla a fallas más graves que dejen sin el servicio a la población por más tiempo.

Aunque los acueductos no sufrieron afectaciones físicas por las precipitaciones pluviales de la tormenta tropical “Juliette”, la falta de energía eléctrica obligó al paro total de los pozos de las 9  a las 12 de la noche del miércoles.

Brigadas de Operación y Mantenimiento procedieron a la reparación del cárcamo de rebombeo de Santa Rosa que presentó fallas por exceso de humedad;  asimismo  se colapsó el cárcamo de rebombeo número 2 por falta de energía eléctrica, afectando el 50% en el servicio de alcantarillado

De igual forma las lluvias de la tormenta  tropical “Juliette”  colapsaron 3 alcantarillas en la calle Lázaro Cárdenas y Ocampo; Lázaro Cárdenas y Morelos; así como boulevard Marina en Cabo San Lucas. También por falta de energía eléctrica se dio un paro en el cárcamo de rebombeo de la colonia Mesa Colorada.

El paro de la planta desaladora ocurrió de las 10 de la noche del miércoles a las 9:45 de la mañana de este jueves, operando al 50% por propia recomendación de la Comisión Federal de Electricidad que no descarta que se puedan dar otros apagones por los efectos de la tormenta tropical “Juliette”.

En La Ribera  se procedió a la reparación  del pozo Eureka que abastece de agua a la población,  el cual sufrió afectaciones por exceso de humedad; en Miraflores se cambió el equipo del cárcamo de rebombeo de aguas residuales, así como en el pozo de Boca de la Sierra. Santiago se reportó sin afectaciones.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.