La Plaza Mijares, tapizada de pupas y larvas

Héctor Miranda