OOMSAPAS no ha autorizado la compra de tapas plásticas para evitar los robos.

Alcantarillas abiertas, peligrosas trampas

Los Cabos, Baja California Sur .- Si los cabeños habían tenido que padecer el desabasto de agua en las colonias, los constantes derrames de aguas residuales ahora tienen que lidiar con la falta de tapaderas de alcantarillas que deja a las calles y avenidas con hoyos expuestos, que ponen en peligro la seguridad de transeúntes y la integridad de los vehículos que por ellas transitan.

Una cantidad impresionante de faltantes de tapas de alcantarillas es el nuevo dolor de cabeza para los habitantes del municipio de Los Cabos; que ven cómo se pone en riesgo la seguridad de quienes circulan en bicicleta, motocicleta, automóviles o camiones, sin que hasta el momento el Organismo Operador Municipal del Sistema del Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS) Los Cabos encabezado por Ramón Ojeda Mestre haya podido darle solución.

En entrevista con uno de los colaboradores del OOMSAPAS mencionó  que “no hay tapas en las alcantarillas porque se las roban y las venden como fierro viejo, son muchísimas las faltantes, sabemos de la problemática, pero, el titular no ha dado luz verde para la compra de tapas, las cuales pueden ser de plástico para evitar que los malhechores se las lleven”.

“La verdad, siempre es un riesgo para nosotros como empresa responsable, algún vehículo que se dañe, un accidente por culpa de las alcantarillas sin tapa, nos pueden demandar los afectados, creo que si deberíamos actuar de manera expedita y resolverlo”, reconoció.

Cabe recordar que las nuevas tapas están hechas de poliestireno de alta densidad y gran durabilidad, lo que ayuda a disuadir a los ladrones y evitar la comercialización ilegal de estas piezas, delito común con las tapas antiguas, por su material de fierro fundido. Estas nuevas tapas ya se están reemplazando en los diversos lugares del país, como Acapulco, Tuxtla Gutiérrez y Ciudad de México urbes que fueron las primeras en cambiarlas de manera gradual, para evitar dejar abiertas las coladeras y provocar algún incidente que lamentar.

¡Comparte!

* * *