Los dejaron fuera de los ingresos que generará el Centro de Convenciones, queja del Cabildo cabeño

Héctor Miranda